La fauna australiana es muy particular, tanto que hasta las abejas se destacan. En este caso las denominadas Amegilla cingula que se caracterizan por tener unas bandas azules brillantes.

Estas pequeñas criaturas se pueden hallar en todo Australia, excepto en Tasmania. También se las encuentra en Papua Nueva Guinea, Indonesia, Timor Oriental, Malasia e India.

Además de sus bandas azules, tienen una exuberante pelusa blanca, enormes ojos verdes y alas de color bronceadas que se ven como capas de celofán. Los machos tienen cinco rayas azules y las hembras cuatro.

Estas abejas miden de 10 mm a 12 mm y son conocidas por realizar un tipo especial de polinización llamada 'polinización por zumbido', que les permite extraer el polen de flores particularmente difíciles. Para hacer esto, se agarran a la flor y se estremecen usando sus músculos de vuelo, haciendo que el polen salga disparado.

El portal Ecocolmena detalla que la abeja azul es una especie solitaria, duerme en grietas, en rocas o en pequeñas grietas en tierra. Al igual que tantas abejas, son más atraídas por las flores azules y violetas. (I)