Con la presentación de siete testigos por parte de la Fiscalía es como terminó el primer día de audiencia de juzgamiento por el delito de lavado de activos en el que es procesado el exconcejal del Municipio de Quito, Eddy Sánchez, su esposa, tres hijos y su suegra. Entre los seis se presume movieron de forma injustificada un total de $ 1.8 millones.

La audiencia se instaló a un año de que todos fueron llamados a juicio, una vez la Fiscalía fundó su acusación en un informe de la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE) según el cual entre el 2010 y el 2017 el exfuncionario público registró ingresos injustificados por $ 110 mil, su esposa por $ 525 mil y sus tres hijos por $ 836 mil y su suegra por $ 332 mil.

Los siete testigos presentados por la Fiscalía son parte de una lista de 45 testigos y peritos que presentó en la etapa preparatoria de juicio. Además más de 100 pruebas documentales se espera que el fiscal provincial, Alberto Santillán, exponga como medio para apuntalar su teoría del caso que inició en junio de 2018.

Mientras tanto, los seis procesados han anunciado que presentarán 46 testigos. Las defensas de todos aseguran que el dinero del que se habla en el proceso tiene origen lícito.

En el artículo 317 del Código Orgánico Integral Penal define penas para el lavado de activos de hasta 13 años de privación de libertad.

La diligencia en su primer día inició a las 10:00 de este lunes y culminó cerca de las 15:00. El Tribunal de Juzgamiento de Pichincha convocó para mañana martes 1 de diciembre, a las 08:30, en el Complejo Judicial Norte para la reinstalación de la diligencia en la que continuará el fiscal Santillán con la presentación de su prueba. (I)