Al igual que en marzo de 2018, ayer el exministro de Electricidad, Alecksey Mosquera, pidió en la Corte Nacional de Justicia (CNJ) disculpas públicas al país, esta vez como parte de la sentencia en firme que mantiene como autor del delito de lavado de activos relacionado con la empresa Odebrecht e insistió en que es un error que se haya dado por sentado que todos los recursos investigados en este caso fueron del proyecto hidroeléctrico Toachi-Pilatón.

El exsecretario del Gobierno de Rafael Correa no habló nada sobre lo que reconoció en el 2018 de que recibió $ 920.000 de Odebrecht para el desarrollo de proyectos científicos para nuevos tipos de combustibles, pero sí aclaró que el proyecto Toachi-Pilatón se suscribió un año antes de su gestión, que mucho del proceso penal se dio sin su conocimiento y que en esta causa nunca fue comprobada la ilicitud del origen de los recursos.

En su momento, Mosquera fue el primer detenido dentro de la investigación que abrió la Fiscalía, a finales del 2016, sobre la trama de corrupción que la brasileña Odebrecht implantó en el Ecuador para hacerse de contratos de obra pública y ayer también se transformó en el primer exministro de Correa que pide disculpas públicas al país en una causa por corrupción.

La sentencia contra Mosquera señala que a él "se le confiaron funciones estratégicas para el desarrollo del país y se aprovechó de su posición para obtener dinero ilícito, perjudicando a la sociedad ecuatoriana". Fiscalía acusó al exministro de haber recibido, siendo funcionario público, $ 1 millón de Odebrecht por "gestionar y acelerar contratos" en Ecuador.

Publicidad

Poco antes de que el juez Iván Saquicela, presidente del Tribunal de Juzgamiento, ahora Tribunal de Ejecución, que sentenció a Mosquera a las disculpas públicas y a cinco años de cárcel, diera paso al minuto y medio que duró las disculpas, el sentenciado dijo a la prensa que estaba "arrepentido" del delito cometido y que "está viendo cómo hacer" para cancelar los $ 666.000 que debe pagar como parte de la multa impuesta.

Por lavado de activos, además de Mosquera, el Tribunal integrado por los jueces Saquicela, Daniella Camacho y Marco Rodríguez también sentenció al padre del exministro, Antonio Mosquera, y al tío del exfuncionario público Marcelo Endara. Los dos últimos recibieron penas de tres años como coautores y también deben pagar $ 666.000 para así completar los $ 2 millones de multa en la causa.

"Quiero dejar claro que ya pedí disculpas públicas y de hecho lo hago porque soy un hombre de bien. Pido formalmente disculpas públicas al Ecuador, desde el fondo de mi corazón las ofrezco". Con eso Mosquera, quien acudió a la CNJ sin abogado, terminó sus disculpas y luego abandonó el edificio.

El exministro desde hace cuatro meses se encuentra bajo el régimen de prelibertad, pues se acogió al beneficio penitenciario de régimen semiabierto. Él ni antes, ni después de las disculpas quiso pronunciarse sobre otros casos de corrupción consultados.

La fiscal general, Diana Salazar, quien hizo parte del acto de disculpas públicas junto al procurador general, Íñigo Salvador, explicó que el acto simbólico busca de alguna forma obtener la garantía de no repetición y que los ciudadanos entiendan que no se puede abusar de los fondos públicos, porque pueden verse "supeditados a tener que realizar este tipo de actos".

"Este es el mensaje para todas las personas que cometen delitos, especialmente en los actos relacionados con corrupción y que abusan de los fondos públicos. Esperamos también que este no sea el primer caso y el único, sino que continúen cumpliéndose con lo que establece la norma", dijo Salazar. (I)