Los estadounidenses van hoy a unas de las elecciones más polarizadas de las últimas décadas y tendrán que elegir si le extienden el contrato a Donald Trump por cuatro años más o lo despiden para poner en la Casa Blanca al exvicepresidente Joe Biden.

Pero vivir con una derrota, si es que pierde, no sería el único problema para el mandatario. De acuerdo a medios locales, si Trump pierde los comicios podría tener problemas en un futuro cercano.

El magnate podría volverse vulnerable a varias investigaciones sobre su negocios, cuyos por menores siempre ha mantenido en la mayor privacidad posible.

Además se enfrenta a demandas de difamación de mujeres que lo acusan de agresiones sexuales, así como acusaciones de haber usado la presidencia para el beneficios de sus negocios personales, según una publicación de CNN.

Publicidad

Ya se ha visto cómo ha luchado por retrasar la entrega de sus declaraciones de impuestos. Mientras fiscales de Nueva York llevan adelante una investigación criminal.

"En todos los aspectos, su salida del cargo hace que sea más fácil para los fiscales y los demandantes en casos civiles llevar los procesos en su contra", explicó a CNN Harry Sandick, ex fiscal federal.

Incluso hay políticos opositores a Trump que piden que tras el fin de su mandato, si se da, se arme una comisión de fiscales independientes para que examine sus actos.

El mayor peligro

Pese a todas las acusaciones o críticas que pueda tener el presidente, uno de los más complicados y que podría convertirse en una pesadilla para él es la investigación que lleva adelante un fiscal de distrito de Manhattan sobre el funcionamiento financiero de la Organización Trump, actualmente a cargo de los hijos del mandatario.

Publicidad

Entre lo que se analiza en este tema es si la empresa o el propio Trump han participado en varios tipos de fraude: bancario, de seguros, fiscal, y falsificación de registros comerciales.

Otra ex fiscal federal, Jennifer Rodgers, comentó que aún es muy poderoso por el cargo que mantiene, sin embargo, si llega a perder el caso que construye el fiscal de Manhattan podría moverse más rápido de lo que se piensa.

Como si no fuera poco, la fiscal general de Nueva York, Letitia James, también está indagando el manejo de varias propiedades millonarias de la Organización Trump.

Los abogados de Trump dice que todo tiene tinte político por sus acciones en la Casa Blanca.

Publicidad

Los fiscales generales de Washington D.C. y Maryland también han demandado a Trump porque supuestamente ha puesto sus beneficios financieros por encima del de los ciudadanos. Sostienen que violó la cláusula de emolumentos de la Constitución porque sus negocios recibieron miles de dólares de gobiernos extranjeros, especialmente en usos de sus propiedades.

Esto, sin contar que al finalizar la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la trama rusa este encontró información de que el presidente había cometido obstrucción a la justicia. Aunque decidió no acusarlo. (I)