El mismo tribunal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) que el 14 de octubre aprobó el traslado de prisión de Jacobo Bucaram Pulley calificó de error inexcusable la decisión de los tres jueces que inadmitieron el pedido de habeas corpus que la defensa de Bucaram interpuso en Guayaquil hace un mes.

La acción inicial fue presentada contra el juez Ronald Guerrero, quien lleva en Guayaquil el caso por delincuencia organizada por la venta de insumos médicos, una de las tres investigaciones abiertas contra el hijo del exmandatario Abdala Bucaram Ortiz.

Durante la audiencia de habeas corpus se conoció que Bucaram Pulley estaba preso en Latacunga por una orden emitida desde Quito por otra jueza, Ana Lucía Cevallos, quien lleva también un proceso de delincuencia organizada contra Bucaram Pulley y su padre.

Entonces los jueces de Guayaquil decidieron inadmitir el recurso y explicaron a la defensa de Jacobo Bucaram que este debía ser presentado en la capital o en Latacunga.

Publicidad

Los abogados apelaron la decisión judicial de Guayaquil y llevaron la inadmisión ante la CNJ, organismo que resolvió el pedido del habeas corpus y aprobó el cambio de cárcel.

Ahora los jueces que inadmitieron el recurso serían investigados por supuesto error inexcusable, una infracción disciplinaria tipificada en el artículo 109 numeral 7 del Código Orgánico de la Función Judicial. Los jueces son Adriana Mendoza S., Johanna Tandazo O. y Ulises Torres Soto.

La CNJ pidió oficiar a la Fiscalía General del Estado por un supuesto fraude procesal que se habría provocado desde la secretaria relatora de la Sala Provincial de Guayas.

Varios juristas consultados por este Diario coincidieron en que el tribunal de la CNJ debía revisar si la inadmisión de la Sala Civil de Guayaquil era correcta o no, mas no resolver el habeas corpus. (I)