La tarde de este miércoles el juez Ronald Guerrero acogió el pedido de la Fiscalía de reformular cargos contra 15 procesados por la supuesta venta ilegal de medicinas en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Es así como ahora los implicados, entre ellos los hermanos Bucaram Pulley y la expresentadora Gabriela Pazmiño, son acusados por delincuencia organizada.

En un principio se los acusó por asociación ilícita que tiene una pena privativa de libertad menor a 5 años, tras identificar elementos de convicción la Fiscalía solicitó el cambio logrando que con la modificación de la figura la pena pueda ser de 7 a 10 años.

"Se tiene información de que, por ejemplo, a los procesados se les favorecía con la adjudicación de contratos, mediante convenios de pago a través de hospitales del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) del Guayas o que fueron beneficiarios de convenios de pago en los hospitales de Los Ceibos y Teodoro Maldonado, según los primeros resultados de la investigación", explicó la Fiscalía en un comunicado.

La instrucción fiscal se extendió por treinta días más. La fiscal Claudia Romero pidió la semana pasada la reformulación de cargos, la audiencia se instaló a las 09:00 y culminó alrededor de las 14:30.

En este caso están vinculado los hermanos Bucaram Pulley (Jacobo, Dalo y Michel), Gabriela Pazmiño y los hermanos Daniel y Noé Salcedo Bonilla, además de funcionarios del hospital Teodoro Maldonado Carbo.

El juez también dispuso la prisión preventiva a Luis Jairala Zunino, así como Marco S. y Jorge S. Mientras que a Estéfano A. se le dieron diez días de plazo para que se presente ante la autoridad dentro de la medida alternativa además de la enajenación de bienes. (I)