En una extensa carta, el presidente de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”, Camilo Restrepo Guzmán, expresó su malestar por las declaraciones del presidente de la República, Lenín Moreno, y el ahora exministro de Cultura, Juan Fernando Velasco.

De acuerdo al documento, Restrepo expresa que los dos funcionarios han desinformado al país "al decir que los fondos bibliográficos y hemerográficos de la Biblioteca Nacional Eugenio Espejo estuvieron archivados o cerrados por 47 meses en las instalaciones de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión".

Tras explicar sucesivos traslados de la Biblioteca Nacional, expresó su inconformidad y quiso dejar constancia que "debido a una disposición legal que determina el traspaso de la Biblioteca de la Casa de la Cultura Ecuatoriana al Ministerio de Cultura y Patrimonio, y no una reapertura como se lo hace constar en reiteradas ocasiones".

"En el año 2016 que se realizó el evento del Hábitat III, en los espacios físicos de la Casa de la Cultura, prosigue la carta, la Biblioteca Nacional fue trasladada al antiguo Comisariato del Ejército, COSFA donde continuó con su servicio a la comunidad".

"Concluido el evento de Hábitat y a su retorno a las instalaciones de la CCE, en noviembre del 2016 volvió a funcionar con total normalidad brindando sus servicios con profesionalismo y afecto a investigadores, estudiantes y ciudadanía, debiendo cerrarse únicamente por la pandemia que azota a nuestro país y la humanidad, y en acatamiento de las disposiciones del COE Nacional. Se desinforma deliberadamente porque conocen perfectamente la verdad", reza la carta.

Camilo Restrepo realizó un detalle de la atención desde el año 2017, con 2.338 usuarios presenciales y 381.558 usuarios virtuales. En 2018 se atendieron 9.456 usuarios presenciales y 386.526 usuarios virtuales. Estos datos evidencian que la Biblioteca Nacional Eugenio Espejo custodiada y administrada por la CCE siempre estuvo en funcionamiento y al servicio a la comunidad con todo el profesionalismo y apegados a la normativa que rige para el efecto, recalcó.

La Biblioteca Nacional Eugenio Espejo siempre estuvo abierta al público, cuidada, protegida y al servicio de la ciudadanía, como esperamos que así continúe para bien de la memoria social y patrimonio cultural nacional, señaló Restrepo.

"No es de mi agrado tener que remitir esta aclaración, pero es más que necesaria porque es mi deber defender la historia, presente y futuro de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, así como la verdad", concluye la carta que está firmada por el presidente de la CCE. (I)

Documentos Relacionados: