La solicitud de recurso de habeas corpus solicitada por la defensa de Jacobo Bucaram Pulley fue inadmitida al término de la audiencia efectuada en la Corte de Justicia del Guayas, con sede en Guayaquil, este miércoles 30.

El hijo mayor del expresidente Abdalá Bucaram Ortiz (1996-1997) permanece en la cárcel de Latacunga y se lo procesa por tráfico de bienes patrimoniales, asociación ilícita y delincuencia organizada. En esto último también vinculado el exmandatario.

Jacobo Bucaram Pulley fue detenido el viernes pasado en Medellín, Colombia, por su situación irregular y luego fue expulsado de ese país. Luego de arribar a Quito, el domingo anterior fue enviado al centro carcelario de la capital de la provincia de Cotopaxi.

Una jueza de Garantías Penales le dictó prisión preventiva. Según un abogado inmerso en el proceso, como la orden de privación de libertad surgió en la capital de la República, los efectos “se producen allá o en Cotopaxi”.

De ahí que en Guayaquil, explicó, la autoridad judicial que conoció la solicitud de habeas corpus desestimó el requerimiento.

La defensa de Jacobo Bucaram Pulley, que demanda el traslado del procesado a un centro carcelario de Guayaquil, apelaría la decisión ante la Corte Nacional de Justicia.

Según la Fiscalía, Jacobo Bucaram Pulley estaría inmerso en una trama corrupta que se favoreció con la venta de insumos médicos para hospitales públicos durante los meses críticos de la pandemia del COVID-19.

Sus hermanos Dalo y Michel, y la esposa del primero, Gabriela Pazmiño, también afrontan órdenes de prisión. Ellos permanecen en el extranjero desde antes del inicio de la pandemia. (I)