La Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) apoyará, a través de The Nature Conservancy (TNC), en el marco de la Alianza Latinoamericana de Fondos de Agua, el desarrollo de actividades de conservación y restauración de la cuenca del río Daule y el fortalecimiento del Fondo de Agua de Guayaquil para la Conservación de la Cuenca del río Daule (Fondagua) con la inversión de 300 mil euros en un periodo de 16 meses.

Así lo aseguró la AFD en un comunicado. El convenio fue firmado por Galo Medina, representante de TNC Ecuador y Clotilde Boutrolle, directora de la AFD en Ecuador.

El compromiso conjunto tiene el objetivo ayudar a garantizar la seguridad hídrica a largo plazo, como un eje fundamental para el desarrollo económico y social del país, se indicó en el documento.

"Nos enorgullece financiar este proyecto, impulsado por la Emapag y el Fondagua y canalizado por TNC, que participara a la regeneración de la cuenca del río Daule y que reforzará la colaboración entre AFD , Guayaquil y las regiones aledañas”, indicó Boutrolle.

Publicidad

Además, se elaboró un plan de conservación para la cuenca del río Daule que establece la necesidad de implementar un programa de conservación y acuerdos con gobiernos locales que incluya ordenanzas y otros instrumentos de política pública para la conservación de las fuentes de agua dulce.

A través de este acuerdo, ambas instituciones apoyarán el diseño de un portafolio de acciones de conservación y restauración para Fondagua y la implementación de al menos 5000 hectáreas de áreas de conservación y 500 hectáreas de restauración en sitios críticos.

“Nuestros estudios científicos demuestran que las soluciones basadas en la naturaleza juegan un papel fundamental en proporcionar agua potable limpia y de manera sostenible para millones de residentes urbanos. En la cuenca del río Daule se han realizado estudios que nos ha permitido crear un plan de acciones de conservación adaptado a sus necesidades”; comentó Medina.

La cuenca del río Daule comprende a 28 municipios, incluyendo la ciudad de Guayaquil. Más de 4 millones de habitantes, cerca del 28 % de la población nacional, reciben su agua potable de esta cuenca.

La zona es también un importante espacio productivo tanto para productos de exportación como banano, café, cacao, balsa y camarón como para productos de consumo interno como arroz, maíz o ganado.

Otros beneficios de la cuenca incluyen su biodiversidad, la generación hidroeléctrica, la pesca para consumo interno, transporte y espacios de recreación.

Sus principales problemas son la contaminación y la sedimentación. La contaminación se produce por deficiencias el manejo de aguas servidas de las poblaciones asentadas en la cuenca y por malas prácticas agrícolas y ganaderas.

La sedimentación es producto de la deforestación y la eliminación de vegetación ribereña. (I)