Que están en quiebra; que el turismo que era su principal fuente de ingresos económicos sigue paralizado; que hay escasez y sobreprecio de alimentos; que hay limitaciones en la conectividad (internet, por ejemplo); y que autoridades provinciales supuestamente incumplen con sus funciones son parte de los argumentos que exponen en un manifiesto gremios, asociaciones y la Junta Ciudadana Provincial de Galápagos.

En el manifiesto abierto y dirigido al presidente Lenín Moreno demandan la atención y respuesta inmediata a dos puntos que consideran importantes "para salvar el aparato productor" de la provincia de Galápagos.

El primero es el acceso a créditos blandos, donde se considere la situación por la que atraviesan los pobladores. Y el segundo, una amnistía (perdón o extinción) tributaria, como en su momento se consideró para Manabí tras el terremoto del 2016, se indica.

Y a esto le suman el pedido "de destitución inmediata" del presidente del Consejo de Gobierno, Norman Wray, y de la secretaria Técnica, Mónica Ramos. Esto porque, según los firmantes, la Ley de Apoyo Humanitario no habría sido aterrizada en el sitio; porque no les han contestado los oficios enviados.

Publicidad

Reactivación económica

Entre las medidas que proponen para la reactivación económica de Galápagos consta la prohibición de entrar a carteras vencidas, buró de crédito y central de riesgo a personas naturales y jurídicas domiciliadas en la provincia de Galápagos por 24 meses.

Otra es el refinanciamiento de deudas en pie, sin aumentos de intereses y con periodo de gracia de doce meses en entidades financieras públicas, privadas y mixtas.

También piden la renovación automática de patentes, permisos y otros trámites de funcionamiento y que se suspenda su pago por 24 meses.

Otro apartado es la condonación de deudas de hasta $10 000 de personas con entidades financieras públicas y privadas. A su vez, quieren que se respete la Ley de Galápagos y que en el ámbito laboral se contrate a los residentes permanentes.

En la amnistía tributaria piden que se suspenda por 24 meses el pago del impuesto a la renta, el cobro del impuesto al valor agregado (IVA), de multas, coactivas y otros.

También anhelan créditos flexibles y a lo largo plazo, más allá de los diez años, y con periodos de gracia de doce meses para intereses y de 18 para pagar el capital, entre otros. (I)