Shy Dahan, el israelí asesinado el sábado en la Penitenciaría de Guayaquil, y quien mencionó a Jacobo Bucaram Pulley como el comprador de miles de cajas en insumos médicos, cuenta con un historial criminal amplio y es un famoso personaje en Panamá, pues hace dos años protagonizó un escape de película al convencer al director de la cárcel La Joyita y a otros funcionarios que les pagaría un millón de dólares si lo ayudaban a fingir su fuga.

La mañana del 14 de junio de 2018, el israelí salió de La Joyita rumbo a un banco ubicado en la capital panameña, entró solo al banco, sin esposas y nadie lo siguió para evitar ser grabados.

El extranjero salió por otra puerta del banco y huyó. A los pocos días el escándalo se destapó en el país centroamericano y los cómplices fueron encarcelados.

Luego de huir de la prisión panameña, Daham se trasladó en un avión privado a Miami, así lo aseguró meses después desde la clandestinidad a un medio que publicó la historia de cómo engañó a las autoridades de la prisión y escapó.

Millonaria estafa

Dahan llegó a Panamá extraditado de España el 8 de marzo del 2018, pues fue denunciado por la estafa de medio millón de dólares.

El 16 de ese mes ingresó a La Joyita, donde estuvo tres meses. Su primer día tuvo que pagar 4000 dólares para su custodia.

Aún no se conoce cómo se trasladó a Ecuador donde fue detenido en junio pasado. (I)