El coronavirus ha golpeado fuerte el mercado laboral ecuatoriano. La tasa de desempleo a nivel nacional alcanzó un 13,3 %, según la Encuesta nacional de empleo, desempleo y subempleo de mayo y junio.

Esa tasa es la más alta que se ha registrado desde el 2007 y refleja el fuerte impacto que ha tenido la pandemia en Ecuador. El aumento fue de 9,5 % frente a diciembre, cuando estuvo en 3,8 %, indicador tomado como referencia.

Andrés Isch, ministro del Trabajo, reconoció que ese incremento del desempleo revela una “realidad dura”, aunque agregó que esos datos son consistentes con lo que ocurre en la región.

Publicidad

Por ejemplo, en Colombia la población ocupada en el segundo trimestre del 2019 fue de 22 226, mientras que en el segundo trimestre del 2020 bajó a 17 377, es decir, una variación de -4849. En Chile, las personas ocupadas en el segundo trimestre del 2019 fueron 8925, y en el mismo período del 2020 disminuyó a 7451 variación, es decir -1474 de variación.

“Necesitamos un acuerdo nacional por el empleo y necesitamos generar nuevas herramientas”, dijo Isch, al reconocer que los jóvenes son los más afectados al no poder acceder a empleo.

En Ecuador, según los datos del INEC, el mayor índice de desempleo se refleja en el sector urbano en comparación con el rural.

Publicidad

Diego Andrade, director del INEC, sostuvo que otro efecto de la pandemia es un reacomodo de las categorías de empleo. La encuesta reveló un aumento de personas que pasaron del empleo adecuado al subempleo.

El empleo adecuado se ubicó en 16,7 % y el subempleo pasó a 34,5 %. El subempleo por hora llegó al 28,6% y el subempleo por ingresos llegó a 5,8 %.

Publicidad

Las autoridades indicaron que este cambio se ha registrado por el esquema de trabajo que tiene parte del mercado laboral por la emergencia.

Actualmente, según la encuesta, los ecuatorianos están trabajando 30 horas con 27 minutos a la semana. De los sectores, el más golpeado es el turístico.
Otro dato que reflejó la encuesta es que el 5 % de la población dejó de buscar empleo porque cree que no lo va a lograr. (I)