Que Dalo Bucaram no tiene ningún vínculo contractual con el Estado, no es proveedor, no es miembro de una comisión de calificación, de revisión, de asignación y tampoco tiene encargado la administración de ningún hospital expresaron este lunes sus abogados en una rueda de prensa realizada en Quito.

En el encuentro con la prensa, el primero desde que se conoció que Dalo, sus hermanos Michel y Jacobo, y su esposa, Gabriela Pazmiño, serían vinculados a una investigación por el delito de asociación ilícita para la venta de medicinas, los abogados dijeron que en el Ecuador se ha producido una especie de guerra en contra de los integrantes de la familia Bucaram, solo por el hecho de llevar ese nombre y absolutamente nada más.

Jorge Acosta, uno de los defensores, dijo que si se sospecha de los hermanos Bucaram y de sus amigos debía vincularse también al caso a quienes entregaron la administración de los hospitales donde se investiga la supuesta adjudicación de los contratos de forma irregular.

Publicidad

Acosta criticó que en este asunto de asociación ilícita la fiscal encargada del caso dicta este impulso “kilométrico” ordenando un “montón de diligencias”, pero sin haber efectuado, sostiene, ni una sola diligencia de este impulso, en el mismo día acto seguido pide día y hora para la formulación de cargos contra quince personas.

Esta diligencia se realizaría el jueves 30 de julio, a las 08:30, en el Complejo Judicial Norte 2, en el Albán Borja.

Mientras los abogados decían en Quito que todo se trata de una persecución contra la familia Bucaram, el expresidente en Guayaquil se acercaba a la Fiscalía de La Merced, en el centro, para firmar las medidas sustitutivas que le otorgaron en una investigación por tráfico de armas y municiones.

Publicidad

Él solo respondió a la prensa en una frase: “Soy el único procesado en este país que debe firmar todos los días”.

En este proceso judicial por asociación ilícita, los hermanos Daniel y Noé Salcedo también serían vinculados, al igual que otros proveedores y funcionarios.

Publicidad

Luis Jairala Zunino, exgerente del hospital Teodoro Maldonado Carbo, y Jorge Henriques Aguilera, exjefe de compras de la misma casa de salud, están entre los procesados.

También se vincularía a Xavier Jordán Mendoza, Stéfano Adum Casanova, Karina Cadena Aguilera y Federico Zenk Alfaro, cuñado de Carolina Jaume, quien con su esposo también acudió a dar su versión a la Fiscalía ante la fiscal Claudia Romero, quien lleva este caso y el de peculado en el que se investigan los negocios de Daniel Salcedo por la venta de bolsas para embalaje de cadáveres con sobreprecio.

Proceso por bienes
En otro proceso que se relaciona con la familia Bucaram, la Fiscalía formulará cargos en una audiencia contra el expresidente Abdalá Bucaram Ortiz y su hijo Jacobo Bucram Pulley, por tráfico de bienes de patrimonio cultural.

Por sorteo, el trámite recayó en el juez Juan Carlos Terán Moreno, de la Unidad Judicial Norte 1 Penal de Guayaquil. La audiencia está fechada para este miércoles 29 de julio a las 10:00.

Publicidad

Otro caso
La Policía Nacional informó el fin de semana sobre la emisión de una alerta a sus unidades fronterizas, referente a una posible salida del país de Jacobo Bucaram Pulley, quien es investigado por el presunto delito de transporte y comercialización ilícitos y tráfico de bienes patrimoniales.

Esto, luego de que el pasado 3 de junio se hallaron varios objetos arqueológicos en el domicilio de su padre, el expresidente Abdalá Bucaram Ortiz, en la ciudadela Kennedy Norte, en Guayaquil, cuando la Fiscalía y Policía Judicial allanaron el sitio, en medio de una investigación por la venta de insumos médicos a hospitales.

Jacobo Bucaram fue mencionado también en las versiones de dos extranjeros que portaban documentación adulterada para hacerse pasar como miembros de la DEA y a quienes se les encontró más de 100 000 dólares en un departamento en Salinas. Ellos dijeron que negociaron miles de cajas de insumos con Jacobo B. (I)