"Desgraciadamente aquí en el Ecuador se ha producido una especie de guerra en contra de los integrantes de la familia Bucaram, solo por el hecho de llevar ese nombre y absolutamente nada más. Si se ponen a revisar los recaudos y las noticias, nadie ha presentado o ha exhibido o ha obtenido un resultado, incluyendo a la Fiscalía, sobre algún acto ilícito cometido por esta familia por cualquiera de sus integrantes y menos aún por Dalo Bucaram".

Bajo ese análisis, la mañana de este lunes, Jorge Acosta, Leonidas Plaza Verduga y Daniel Veintimilla, abogados de Dalo Bucaram y su esposa, la presentadora Gabriela Pazmiño, dieron una rueda de prensa para alertar de una supuesta vulneración del debido proceso y de atropellos de toda norma legal en contra de la familia Bucaram Pulley.

El 22 de julio pasado, la Fiscalía solicitó fecha para formular cargos contra Abdalá Bucaram Pulley, su esposa Gabriela Pazmiño, sus hermanos Michelle y Jacobo Bucaram Pulley, Daniel Salcedo y su hermano Noé Salcedo, Xavier J., Federico Z. y seis personas más por el delito de asociación ilícita relacionada a la venta de medicinas en hospitales del sector público.

Dalo Bucaram debía haber sido parte de la rueda de prensa, pero debido a un problema técnico no pudo conectarse con su abogados desde Miami, Estados Unidos, lugar en el que dijo el abogado Jorge Acosta permanecía su cliente.

Publicidad

Según Acosta, este supuesto embate mediático y de redes sociales contra los Bucaram, habría causado una especie de presión en las autoridades.

Lo que sí aclaró Acosta es que su cliente no tiene ningún vínculo contractual con el Estado, no es proveedor, no es miembro de una comisión de calificación, de revisión, de asignación y tampoco tiene encargado la administración de ningún hospital.

"Sin embargo se le vincula con las negociaciones habidas en esos hospitales. Si es que así es, nos preguntamos porque razón no están vinculados a la investigación quienes efectivamente entregaron la administración de los hospitales. No es que uno o cualquiera de nosotros pueda ir a un hospital y decir voy a administrar el hospital y se hace lo que yo digo. Alguien tiene que haber dado esa administración si es que eso ha existido", refirió el abogado.

El abogado cree que si se trata de "asociación delictiva", entonces se debería convocar a todos y no solamente a Dalo Bucaram y sus amigos.

Publicidad

Acosta criticó que en este asunto de asociación ilícita la fiscal encargada del caso dicta este impulso "kilométrico" ordenando un "montón de diligencias", pero sin haber efectuado, sostiene, ni una sola diligencia de este impulso, en el mismo día acto seguido pide día y hora para la formulación de cargos.

"Cómo puede ser posible esto. Qué es lo que conocemos, que el señor Daniel Salcedo ha tenido una compañía, base de un restaurante que fracasó, esa es asociación ilícita, eso es delito. Ser amigo de alguien es un delito", preguntó a los presentes Acosta, quien no negó que Dalo Bucaram sea amigo de Daniel Salcedo, ciudadano que es investigado por diversos casos de corrupción relacionados con la venta de insumos con supuestos sobreprecios. (I)