El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), a través del director provincial de Pichincha, Andrés Campaña, entregó esta semana dos denuncias formales en la Fiscalía General del Estado en contra de CANAL UNO S.A. y la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE) por presunta retención ilegal de aportaciones a la seguridad social de sus empleados.

Campaña dijo que la acción se basa en el artículo 242 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) sobre la “Retención ilegal de aportación a la seguridad social” para garantizar los derechos de los trabajadores, pues la no cancelación de obligaciones patronales impide el acceso a sus prestaciones y servicios por parte de los empleados.

"Estas gestiones contribuyen a la sostenibilidad de la seguridad social; las finanzas de la institución se afectan, también, por la mora patronal”, señaló Campaña.

El área de Cartera y Coactiva de la Dirección Provincial del IESS idicó que realizó las "acciones pertinentes" con estas empresas para el cumplimiento de sus obligaciones. Sin embargo, no se obtuvo ninguna respuesta para subsanar la mora patronal, según el IESS.

El valor adeudado por la UTE supera más de $6 millones, es la deuda más importante a nivel provincial en Pichincha, y CANAL UNO S.A. adeuda más de $1 millón.

Valores que habrían sido descontados o retenidos a los empleados por concepto de préstamos quirografarios e hipotecarios."Actualmente, estas empresas se encuentra dentro del grupo de mayores deudores de la provincia", agrega el IESS.

"Esta acción jurídica (tomada el miércoles y el jueves de esta semana contra el canal y la universidad) responde al Plan Nacional 2020, que gestiona un listado con los 50 mayores deudores. Por medio de estas operaciones, en favor de los asegurados, el IESS busca recuperar valores adeudados para, así, utilizarlos en las diversas prestaciones y servicios, que otorga la entidad", finaliza los comunicados del Instituto. (I)