Una operación coordinada de autoridades de control y Fuerzas Armadas permitió inhabilitar un frente minero que estaría operando ilegalmente en la zona de la parroquia rural de Selva Alegre, del cantón Eloy Alfaro, norte de la provincia de Esmeraldas.

La incursión se realizó desde el amanecer de este viernes con unas 250 personas entre funcionarios de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Pichincha; Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom); del Ministerio del Ambiente y Agua; y militares del Grupo Operacional 1,4.

Durante la incursión fueron inhabilitadas 5 retroexcavadoras que habrían estado en operación minera, detalló Juan Carlos González, comandante del Batallón Motorizado BIMOT-13 de Esmeraldas.

“Son frentes activos por las evidencias encontradas como campamentos base, pero no se encontraron personas habitando en el momento de esta operación”, dijo el militar.

Mediante acciones coordinadas se logró ubicar 5 lugares activos de extracción minera ilegal que ocasionan daños al ecosistema, fuentes de agua natural y asentamientos humanos ubicados cerca a estas mineras.

En mayo de 2011, varias máquinas fueron destruidas con dinamita en una incursión militar para cerrar estas mineras extractoras de oro a cielo abierto. Desde hace un año, comunidades afroecuatorianas y chachis, exigen el cumplimiento de las medidas cautelares del Juzgado Multicompetente de San Lorenzo. (I)