Aunque a simple vista las cifras de exportación de camarón reflejarían un incremento de 54 millones de libras entre enero a abril de este año, con 483 millones de libras exportadas lo que equivale a $1223 millones, es decir, un 13 % más de volumen y 8 % más en facturación en comparación con el mismo período del 2019, para el sector lejos de ser un logro lo percibe como una perdida de no menos de $162 millones, además de calificar la situación como el peor estancamiento en los últimos 8 años.

De enero a abril del 2019 se exportaron 429 millones de libras del crustáceo, lo que se tradujo en $1132 millones.

José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA), revisa las cifras del sector y asegura que los números tienen "dos historias" y también sus propias interpretaciones.

Habla de la primera, la de las cifras generadas al arranque del año, entre enero y febrero, que según el dirigente representan el 97 % del crecimiento total atribuido hasta abril, La otra, la que reflejan el impacto de la pandemia del COVID-19 entre marzo y abril cuando asegura que pasaron de un crecimiento histórico sostenido del 28 % por mes al -2 % en marzo y el 4 % en abril.

Publicidad

Advierte que incluso dentro del balance general que pareciera positivo para el sector, existe pérdida, debido a la caída de los precios internacionales del camarón.

Rueda de Prensa| El sector camaronero dejó de exportar entre marzo y abril 140 millones de dólares y la recuperación será muy lenta. Indicó @jcamposanoc, Pdte. Ejec. @cna_ecuador . Pidió el archivo de #LeydeApoyoHumanitario en @AsambleaEcuador #nomasimpuestos #salvemoselempleo pic.twitter.com/FvdH4Nq5S7

"Si crecimos el 13 % en volumen exportado, deberíamos haber crecido el mismo margen en facturación, pero no fue así, crecimos solo el 8 %. El 13 % de crecimiento en facturación deberían ser $147 millones, pero percibimos solo $91 millones, es decir, solo por precio ya perdimos $56 millones", calcula Camposano, quien hasta febrero calificaba el año para el sector como positivo debido al crecimiento del 22 % en facturación que hasta ese momento arrojaban los $617 millones vendidos a los diferentes mercados internacionales.

Sin embargo, en marzo el impacto de la pandemia desplomó las aspiraciones de continuar con ese ritmo, lamentó Camposano, al señalar que solo crecieron 3 millones de libras en marzo y abril cuando el promedio de crecimiento era de 20 millones de libras por mes, aunque resalta que pese a las restricciones y la situación por el COVID-19 el sector no se paralizó y exportó 242 millones de libras entre esos dos meses.

"En 8 años no había pasado que un marzo haya sido menor que los marzos de años anteriores", recuerda el presidente de la CNA, quien asegura que sin el COVID-19 el sector habrían alcanzado a exportar hasta abril 550 millones de libras, es decir, 67 millones de libras más lo que se traduce en $162 millones menos que el sector dejo de percibir con precio del 2020.

"Imagine cuánto pierde el país y no lo puedo calificar como crecimiento", expresa Camposano, quien tampoco ve una rápida recuperación a futuro en las exportaciones y proyecta que mayo, junio, julio y agosto serán más parecidos a marzo y abril y el sector podría perder hasta fin de año alrededor de $400 millones. En 2019, según cifras del Banco Central, Ecuador exportó camarón por $3890 millones.

Analiza que la recuperación será lenta porque dependerá de la reactivación de los mercados internacionales. Asegura que Italia cayó el 96 % al bajar de importar $15 millones en camarón en abril del 2019 a tan solo $ 600 mil en abril pasado, Reino Unido cayó el 70 %, Alemania (75 %), España y Francia más del 50 %.

"El segmento Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías) se lleva el 50 % de los camarones que exportamos y un estudio señala que les tomará dos años recuperarse", sostiene Camposano, quien espera llegar a los $3400 millones a fin de año para poder sostener las 261 000 plazas de empleos del sector. (I)