La medida de aislamiento para evitar el contagio del coronavirus (COVID-19) apura al Consejo Nacional Electoral (CNE) en la organización de las elecciones del 2021.

El calendario abarca unas 90 actividades que debe realizar el CNE para los comicios, y los consejos consultivos con las organizaciones políticas y los cambios de domicilio serían las principales que tendrían cambios por su proximidad, en medio de la emergencia.

En los próximos días, los consejeros serían convocados a una sesión para aprobar un reglamento que les permita reunirse por vía telemática o videoconferencia.

“Se está trabajando en un reglamento para tener sesiones por videoconferencia. Se están ultimando los detalles para que no existan en el futuro reclamos legales. Hay reglamentos por aprobar para aplicar las reformas al Código de la Democracia, y aprobar el presupuesto”, dijo el consejero José Cabrera.

Publicidad

Agregó que se prevé aprobar incluso un reglamento para realizar virtualmente los consejos consultivos con las organizaciones políticas y que den sus propuestas para elaborar las reglas que requiere el Código.

Otra actividad que debe cumplirse es la de los cambios de domicilio prevista entre mayo y junio. Si la situación de aislamiento se mantiene, Cabrera detalló que se están estudiando medidas, como la de habilitar un servicio virtual para que la ciudadanía pueda informar su nuevo domicilio.

O la otra posible solución es que se mantengan los domicilios que constan en el Registro o padrón electoral de las elecciones seccionales del 2019.

“Hay plazos que se encuentran establecidos tanto en la Constitución y la ley, por ejemplo, para los cambios de domicilio hay 41 días, pero debido a la situación no se van a poder llevar a cabo las campañas móviles para motivarlos. Para ello debemos contratar personal y no vamos a poder ubicar las mesas de información. Una opción es mantenerse con los cambios de domicilio que han hecho en las delegaciones provinciales, y el padrón del 2019. Y la otra es que se haga a través de internet, y con las áreas técnicas y jurídica ver que el ciudadano firme la solicitud y la remita escaneada con la cédula y la copia de un servicio básico con las debidas seguridades. Esas posibilidades deberán debatirse en el pleno”, indicó.

La presidenta del CNE, Diana Atamaint, reconoció que los consejos consultivos deberán ‘reprogamarse’, pues esta tarea debía iniciar a finales de marzo.

Es así que en una rueda de prensa virtual días atrás, abrió la posibilidad de hacer una consulta a la Corte Constitucional (CC) que defina si se puede aplazar el proceso electoral.

Su postura no tuvo eco en otros consejeros. (I)