Armengol Cevallos Díaz, un empresario ecuatoriano que acumuló millonarios subcontratos de Petroecuador, se declaró culpable ante la justicia estadounidense de participar en un esquema de sobornos que movió $4,4 millones, entre 2012 y 2015.

Así lo dio a conocer el Departamento de Justicia de Estados Unidos en un comunicado difundido el martes pasado. De acuerdo con esa información, Cevallos reconoció que utilizó compañías y cuentas bancarias en Estados Unidos para canalizar coimas a favor de exaltas autoridades de Petroecuador.

Cevallos Díaz está acusado de conspiración para lavar dinero y para violar la ley que prohíbe prácticas corruptas en el exterior. La audiencia de juzgamiento está prevista para el próximo 2 de abril.

Las autoridades estadounidenses arrestaron a Cevallos en Miami. La acusación penal se formuló el 9 de mayo del año pasado.

Una investigación de EL UNIVERSO reveló que Cevallos manejó al menos $110 millones en subcontratos de Petroecuador. Todos los contratos principales fueron adjudicados por el exgerente de Petroecuador Carlos Pareja Yannuzzelli a favor de la empresa Tesca Ingeniería del Ecuador S. A., para la repotenciación de la Refinería de Esmeraldas.

Cevallos abandonó Ecuador en marzo de 2016. Sin embargo, seguía participando en las empresas ecuatorianas que acumularon los subcontratos petroleros. Una de sus compañías registró ingresos por $ 892 mil en 2018.

En Ecuador, Cevallos adquirió un terreno en Olón (Santa Elena) valorado en $ 1,6 millones y otros bienes inmuebles; también, tres autos de lujo BMW, Porsche y Jeep Ford; y un helicóptero Robinson 66 valorado en $ 869 mil. (I)