El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, no le renovó el acuerdo de producción con el canal educativo TV Escola tras acusarlo de ser de "totalmente izquierda" y de promover la "ideología de género".

El canal había recibido el apoyo gubernamental desde 1995, pero para el actual mandatario de ultraderecha la programación de esta emisora "des-educa" y añadió que no quiere gastar dinero en lo que hace este canal, que además tiene bajos índices de audiencia.

El contrato cancelado el viernes era de alrededor de 83,3 millones de dólares por cinco años.

TV Escola era operado por la Asociación de Comunicación Educativa Roquette Pinto (Acerp) y había sido financiado por gobiernos de varias tendencias políticas e ideológicas.

Bolsonaro acusa a la izquierda de haber dominado el pensamiento y políticas educativas durante 30 años. (I)