Se siente muy bien dar y recibir regalos. Por eso, te invitamos a hacerlo con el menor impacto ambiental posible.

Toma conciencia

Una funda o papel de regalo tiene un tiempo de vida útil muy corta. Fíjate cuántos segundos o tal vez minutos se tarda alguien en descubrir su regalo y olvidar la envoltura. Eso pasa a ser un desecho que contamina el ambiente en mayor o menor medida, según el material. Entre más plástico, colores, brillos o apliques artificiales tenga, peor para el ambiente.

Gracias a Ana Katerina Zúñiga, creadora de @eco_habitantes, por compartir algunas de sus ideas

Pasa a la acción

  • Antes de nada. Recuerda usar lo que ya tienes. Busca las fundas de regalo que has recibido y reutilízalas.
  • Envuelve las cajas con papel periódico, las páginas de caricaturas o crucigramas se ven muy bien.
  • Usa papel reciclado. Mapas, guías de compras, pósters u hojas blancas. Si queda espacio libre, puedes decorarlo y entregar un regalo personalizado.
  • Cajas de cartón o latas que ya no uses también sirven. Puedes pintarlas, forrarlas con papel, pegarle algún sticker o pedrería que ya tengas.
  • Los frascos de vidrio son una excelente idea para entregar regalos, sobre todo si quieres compartir galletas o chocolates. Puedes agregar una soga o cinta de color y listo.
  • Tal vez tienes alguna prenda, bufanda o servilleta de tela que ya no uses. Antes de botarla, piensa que puede servir para envolver una botella de vino u otro objeto. Amarras las puntas del trapo con una cinta y listo.
  • Si tienes a tu disposición hojas naturales, también sirven como envoltura. Por supuesto, mientras no afectes a la planta. Puedes recolectar hojas caídas y usarlas frescas o secas. Si son hojas grandes, sirven para envolver completamente el regalo; si no puedes usarlas como tarjeta.
  • Usa la creatividad. En internet hay cientos de ideas que puedes aplicar a favor del ambiente y con resultados que harán de tu regalo algo muy especial.
  • Arquitectura sostenible, necesaria para el futuro de las ciudades

Crea el hábito

Empieza en estas fiestas. Toma el propósito de no comprar nuevas fundas o papeles para envolver regalos. Reutiliza lo que ya tienes y cuando se termine, aplica opciones de bajo impacto ambiental.

Es más fácil de lo que crees, vamos a convertir nuestro universo en un EcoUniverso. (F)