Su plan no consiste en ganar la lotería, pero si lo consiguen tampoco vendría mal, al contrario, el trabajo duro por un determinado periodo de tiempo o invertir bien su dinero es lo que se impulsa con la llamada independencia o libertad financiera.

Este concepto va alineado a la propuesta que presenta el movimiento FIRE (Independencia financiera, retiro temprano) cuyo origen se ubica en Estados Unidos y se ha extendido a varios países de Europa.

Los fires son aquellas personas que logran recaudar suficiente dinero para poder retirarse a los 50 o a temprana edad, ya sea recibiendo rentas o réditos de inversiones y no ven a una jubilación tradicional como un anhelo.

Pese a parecer un modelo reciente, esto no lo es, según explica el asesor financiero Jorge Cadena, quien relata que uno de sus clientes lo aplicó. Cuenta que este trabajó en una compañía de seguros hasta los 40 años y que de allí se dedicó a invertir su dinero, hoy ya tiene 80 y vive tranquilo.

Publicidad

"El asunto de la libertad financiera se viene persiguiendo desde hace 2.000 años, lo que pasa es que en nuestra formación cuando somos pequeños, impacta mucho lo que tenemos a nuestro alrededor y el concepto de dinero siempre ha estado ligado a algo negativo", refirió Cadena.

El analista económico Héctor Delgado explica que el ser humano tiene su periodo más productivo entre los 25 y 45 años, factor que las personas alineadas a esta tendencia conocen y buscan aprovecharlo. Durante este tiempo adquieren activos inmobiliarios y hasta pueden llegar a generar una marca (influenciadores) que deben saber aprovecharla mientras están en apogeo.

"Las personas ahora ven como una edad que ya pueden disminuir su carga laboral entre los 50 a 55 años; construir un patrimonio que después de los 55 puedan vivir tranquilos, no disminuir su estilo de vida", indica Delgado y añade que al llegar a esa edad se puede optar por recibir dinero por lo que saben y ya no por horas.

Una de las acciones que  promueve este movimiento es la reducción de gastos, consumiendo solo lo necesario para vivir, explica Bruno Ramos, ingeniero en Comercio y Finanzas Internacionales Bilingüe. Con esta tendencia se identifican los mileniales. 

"Comienzo o aprendo a vivir de una manera austera, no me inclino al consumismo sino que gasto lo que es necesario para vivir", dice Ramos.

Trabajo pasivo

Publicidad

Según Delgado, los fires buscan primero emprender, que su negocio siga generando, poder retirarse y que ellos se puedan dedicar a otras cosas.

Una de las claves de expertos y también de quienes participan en esta tendencia está el no solo vivir del ahorro sino también invertir el dinero en diversos productos del sistema financiero.

"El ahorro como tal no es suficiente; si no ponemos a trabajar el dinero, ya sea en Bolsa de Valores, fondos de inversión activos o generando ingresos pasivos (bienes, vehículos), no le va a servir de nada así se ahorre todo el sueldo", dice Ramos, quien además es docente en Humane Escuela de Negocios. 

Por su parte, Cadena explica que mientras más segura sea una inversión, menos ganancia va a tener, por lo que sugiere beneficiarse del interés compuesto de activos monetarios. Es por esto que quienes tienen mayor cercanía a este tipo de servicios poseen una ventaja para conocer cómo destinar el dinero.

Otra de las recomendaciones que brindan los expertos está en plantearse metas y objetivos para cumplirlos en un determinado periodo de tiempo. Esto se puede hacer con un asesor o coach financiero que les ayude a identificar el camino más apropiado para lograrlo.

Es necesario que exista un cambio de mentalidad en la persona que quiera involucrarse en esta tendencias y aprender nuevos hábitos económicos. 

"Hoy, al joven si le preguntas qué es lo que quiere ser con lo que ha estudiado, le van a decir en mayor medida: ser mi propio jefe, todos los muchachos, independiente de la profesión, no se ven terminando sus días trabajando para alguien más", señala Ramos y complementa que Ecuador es uno de los países en que más se emprende.

Ante esto, el experto aclara que los emprendedores están claros que el proceso para lograr la libertad financiera tomará tiempo y que si se quiere expandir su propuesta es importante que también se conozca el manejo de una empresa para saber los errores que otros cometen y no hacerlo.

Uno de los problemas que puede generar esta tendencia es hacia la jubilación en el modelo que se está acostumbrado.  Delgado indica que generalmente los emprendedores buscan crear empresa y no necesariamente aportar a la seguridad social lo que "crea un hueco, por un lado tengo menos ingresos en recaudación social y por otro lado tengo más personas a las que seguir pagándole". (I)