Interponer un pedido de reconsideración en el Consejo de la Judicatura (CJ), plantear una acción de protección en la justicia constitucional y pedir medidas cautelares a la Corte Interamericana de Derechos Humanos son las pasos que seguirán los jueces de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) Édgar Flores y Luís Enríquez luego de que fueron notificados de su destitución.

La noche del pasado martes, ambos jueces penales nacionales fueron notificados de la decisión adoptada por unanimidad por el pleno del CJ. La instancia abrió un expediente administratiovo contra Flores y Enríquez una vez que cambiaron la medida cautelar de prisión preventiva, por la de arresto domiciliario, que pesaba contra el exsecretario Jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, dentro del caso Sobornos 2012-2016.

La mañana de este miércoles, en rueda de prensa Flores aseguró que no rechazan la decisión adoptada por defender el cargo, sino que buscan denunciar al país cuáles son las intenciones que están detrás de todo lo que se realiza desde el CJ bajo el pretexto de "reinstitucionalizar al Estado".

El juez Flores defiende la decisión jurisdiccional que adoptaron en la audiencia de apelación a la medida cautelar solicitada por Mera y afirma que en la argumentación presentada para el caso, así como en el procedimiento no existieron errores y peor aún "negligencia manifiesta". 

Publicidad

"Se nos interpuso una queja por el simple capricho de uno de los sujetos procesales porque no estuvo conforme con la decisión que fue tomada en derecho. (...) Se nos destituye por el hecho de haber aplicado la Constitución, los convenios internacionales y la ley. Si ese es el motivo por el cual se me quiere separar de la CNJ para mi eso no es una sanción sino más bien es una condecoración", dijo Flores.

En la parte resolutiva de la sanción administrativa del CJ se explica que las actuaciones de los jueces Flores y Enríquez, les hace responsables de haber incurrido en infracciones disciplinarias como la vulneración al derecho al debido proceso, a la seguridad jurídica y negligencia manifiesta.

El 4 de julio pasado, la fiscal Salazar, el contralor subrogante Pablo Celi y el delegado de la Procuraduría del Estado, Marco Proaño, presentaron en el CJ una queja contra los jueces Flores y Enríquez. La queja estaba basada en su accionar durante el desarrollo de la audiencia de apelación a la prisión preventiva pedida por Mera.

Queja fiscal

Durante la presentación de la queja Salazar detalló que ambos jueces abandonaron la sala sin permitir que fuesen expuestas las razones para la presentación del recurso oral de ampliación y aclaración. Agregó que únicamente se quedó en la sala de audiencias el juez David Jacho, quien también era parte del Tribunal. 

“Nuestra intención, como autoridades del Estado, no es la injerencia en la justicia. Únicamente exigimos que los derechos de las partes sean realmente respetados (...). La Fiscalía y la Procuraduría representan los intereses del Estado y tenemos los mismos derechos a presentar los recursos horizontales, conforme lo establece la Ley”, apuntó en su momento Salazar.

Publicidad

Por su parte, Luis Enríquez, otro de los sancionados con su destitución, pidió a la "academia seria y jurídica" que analice la resolución adoptada con la que se destituye a los dos jueces nacionales, pues para él, el auto con el que se les saca del cargo "da vergüenza".

"No pueden las instituciones, como la señora Fiscal General del Estado (Diana Salazar) actuar por pasiones. Eso está mal. Nosotros somos hoy  y eso es secundario. (...) Lo de fondo aquí es que no les gustó la decisión porque es política y eso no nos interesa", explicó Enríquez.

El Consejo de la Judicatura, mediante un boletín de prensa, indicó que  tiene como tercer eje de gestión a la “independencia judicial interna y externa” y ejerce su facultad de control disciplinario conforme sus competencias constitucionales y legales.

#ATENCIÓN | El Pleno de @CJudicaturaEc emitió una resolución respecto a la queja presentada por #FiscalíaEc y otras entidades por actuación de jueces en #CasoSobornos 2012-2016. Comunicado ⬇ pic.twitter.com/PrKd0wZUV0

Por su parte la Fiscalía en un comunicado reiteró que continuará precautelando los intereses del Estadio ecuatoriano y luchando contra la impunidad en el marco de la Constitución y la Ley.

Tanto Flores como Enríquez anunciaron que una vez han sido notificados de la destitución dejarán sus oficinas inmediatamente. (I)