La Corte Provincial de Pastaza resolvió este jueves dejar sin efecto la sentencia que en primera instancia fue emitida por el juez Aurelio Q., en relación a la vulneración de derechos del pueblo originario kichwa de Santa Clara, quienes se oponían a la construcción de una represa sobre el río Piatúa, en el límite provincial entre Napo y Pastaza, en el cantón Santa Clara.

Con esta medida parcial, adoptada la tarde de este jueves, la Corte decidió paralizar la ejecución del proyecto hidroeléctrico, otorgada a la empresa Genefran S.A., hasta que cumplan con disposiciones legales y se realicen estudios técnicos.

También dejó sin efecto la autorización del uso y aprovechamiento del caudal del río Piatúa a Genefran S.A., y revocó la licencia ambiental emitida por el Ministerio de Ambiente el 20 de febrero del 2018. La empresa tiene un plazo de 90 días para que incorpore en el proceso de participación social las observaciones realizadas por el pueblo originario kichwa de Santa Clara.

El magistrado Aurelio Q. está siendo procesado por los presuntos delitos de cohecho, extorsión y tráfico de influencias, al ser denunciado por otro juez, quien dijo que el implicado habría intentado sobornarlo con 20.000 dólares para que apruebe en segunda instancia, la sentencia a favor de la construcción de la represa en Santa Clara. (I)