Las obras para una hidrovía en la Amazonía peruana, que impulsa el Gobierno de Perú, afectará a 422 comunidades nativas y dañará los cauces de cuatro ríos, afirmaron organizaciones indígenas y un colectivo civil. 

"Rechazamos la construcción de la hidrovía porque afectará la seguridad alimentaria de 422 comunidades que viven de la pesca y de otras especies de los ríos", dijo en rueda de prensa Lizardo Cauper, presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), la mayor organización indígena del país.

El proyecto para construir la hidrovía busca permitir la navegación de naves de mayor calado en ríos amazónicos para facilitar el transporte de mercancías en esa remota región.

La obra estará a cargo del consorcio Cohidro -conformado por la peruana CASA y la china Sinohydro- a lo largo de 2.687 kilómetros de los ríos Huallaga, Ucayali, Marañón y Amazonas.

Publicidad

Cauper dijo que el mayor problema del proyecto es que contempla el dragado del lecho en 13 zonas de los cuatro ríos para que los barcos de mayor tamaño puedan navegar.

"No se ha hecho un estudio científico para conocer la cantidad de sedimento que se moverá en el dragado y la forma que afectará a los peces, sus consecuencias en las comunidades que viven de los ríos", dijo el dirigente.

El contrato firmado en 2017 contempla una inversión inicial de $ 95 millones y un plazo de concesión de 20 años.

"Aidesep rechaza la hidrovía que pretenden construir los chinos y se mantiene en alerta a las próximas acciones del gobierno. Además rechazamos el Estudio de Impacto Ambiental realizado por Cohidro y que el gobierno pretende aprobar en noviembre próximo", añadió.

Publicidad

Janmer Manihuari, presidente de organizaciones nativas de la región amazónica de Loreto (en el noreste de Perú), dijo que el proyecto no contempla los acuerdos de la consulta previa que está en curso y cuyos resultados se conocerán en agosto.

"Tampoco los incumplimientos del gobierno como servicios básicos, en especial de agua potable para las comunidades afectadas por los remoción de sedimentos de los ríos, salud para los pobladores y alimentación", señaló.

Diego Saavedra, especialista de la ONG Derecho Ambiental y Recursos Naturales (DAR), dijo que luego de firmado el contrato entre el gobierno peruano y Cohidro "no existe claridad sobre el impacto al ecosistema y a las comunidades que puede generar la hidrovía".

Cohidro dice en su página web que hidrovía permitirá una navegabilidad segura y eficiente en la Amazonía, además del desarrollo económico, un mayor comercio con Ecuador, Colombia y Brasil, así como la reducción del costo del transporte fluvial, entre otros. (I)