El nuevo embajador chino en Ecuador, Chen Couyou, reveló ayer que a mediados de mayo estará lista la evaluación técnica de la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, a cargo de una empresa alemana.

En su primera rueda de prensa, que no será la última, advirtió, el embajador Couyou quiso dejar en claro que su gobierno no quiere que este tipo de problemas aumenten e interfieran en su alianza estratégica con Ecuador.

Este reporte, de la firma TÜV SÜD Atisae, ayudará a resolver los problemas de la hidroeléctrica, construida por Sinohydro Corporation, y superar las dificultades, aseguró.

Desde el año pasado han existido algunos problemas en las obras realizadas en los programas de cooperación, pero es normal que existan debido a que la presencia de compañías chinas se incrementó muchísimo en los últimos años, añadió. Entre 80 y 90 empresas chinas trabajan ahora en Ecuador.

Con el respeto mutuo se pueden resolver los problemas, insistió el embajador, al destacar que su gobierno les exige a las compañías chinas respetar la ley, prestar atención a la calidad, ser empresas socialmente responsables, cuidar el ambiente y escuchar las opiniones de las comunidades indígenas.

El diplomático no quiso revelar en detalle los montos de la deuda que mantiene Ecuador con China ni hablar sobre renegociación. Los créditos responden a la necesidad del gobierno ecuatoriano y en los últimos meses China ve con buenos ojos que Ecuador haya conseguido financiamiento con organismos multilaterales de crédito, indicó.

El último préstamo por $ 900 millones de diciembre pasado es la quinta operación con Ecuador, acotó. Mencionó los cuatro bancos que han participado en estas operaciones: Banco de Desarrollo de China (CDB), el Banco de Exportaciones e Importaciones de China (China Exim Bank), Banco de China y el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC).

Además, como parte de la alianza estratégica que mantiene con Ecuador, las empresas chinas están interesadas en construir un tren rápido y una autopista para unir Quito y Guayaquil.

El embajador criticó el artículo del diario The New York Times, sobre la vigilancia que realiza el ECU 911 con equipos de origen chino. Debido a su importancia, debería hacer reportajes justos y verdaderos, dijo al considerar que ese tipo de reportajes afecta la cooperación bilateral. Es un ejemplo de tecnología y construcción de ciudades inteligentes y sociedades seguras, pero las empresas chinas no participan en su utilización luego de la entrega de los equipos. (I)