En un año, los ecuatorianos se toman unos 1.560 millones de litros de bebidas no alcohólicas (gaseosas, aguas, tés, bebidas isotónicas). Sin embargo, la estructura del consumo cambió en los últimos tres años.

Un estudio indicó que a partir de un impuesto mayor a las bebidas azucaradas este se redujo. Mientras en 2016 la relación era del 91% de consumo de bebidas azucaradas frente al 9% de las de bajas calorías, para julio del 2018 esta relación cambió al 66% el consumo de azucaradas frente al 34% de las bajas en calorías.

Adicionalmente, el consumo per capita de bebidas gaseosas también ha ido en decrecimiento. En 2016 estaba en 52,91 litros por persona al año; según el Ministerio de Salud, esta medida se redujo en 2017 a 26,3 litros.

Estos son algunos de los hallazgos de un informe realizado por la Asociación de Industrias de Bebidas no Alcohólicas (AIBE) y Grupo Spurrier y que fue presentado ayer por Alberto Acosta Burneo, director de esta última.

El estudio también revela la importancia económica de este sector en la economía ecuatoriana. Según los datos disponibles en 2017, las ventas de este tipo de bebidas generaron $ 1.384 millones y $ 650,2 millones de contribución al PIB.

Otro dato interesante es que el sector genera 56.316 plazas de trabajo a lo largo de la cadena de valor de producción, y que el 71% de las ventas de estos productos se hace a través de tiendas de barrio y distribuidores.

En el tema ambiental, Francisco Mena, presidente de AIBE, explicó que la industria trabaja en recuperar todo el plástico emitido. Actualmente están con una recuperación de entre el 60% y 80%, aunque en cinco años se espera que este porcentaje sea del 100%. También se han tomado medidas para incluir 25% del material plástico en las nuevas botellas y reducir la cantidad de plástico en los nuevos envases. 

De acuerdo con el viceministro de Producción, Yuri Parreño, se analizará incluir en la Ley de Fomento II una propuesta del sector de bebidas que pide congelar el ICE para mantener la estructura de costos.

Parreño indicó que probablemente hasta el 18 de abril se tendrá listo un borrador de la Ley de Fomento II. (I)