Aunque ganó el No a la minería en la consulta popular de Girón (en Azuay), INV Minerales Ecuador S.A. confía en que se garanticen sus derechos mineros legalmente otorgados por el Estado para la exploración y explotación del proyecto Loma Larga, y que en las instancias jurídicas nacionales respeten el debido proceso.

Según la empresa, su interés es desarrollar el proyecto de manera responsable y sustentable, por lo que agotará todas las instancias jurídicas en Ecuador, no descarta acudir a instancias internacionales.

Desde la matriz en Toronto, Candace MacGibbon, CEO de INV Metals, se informó que la empresa continuará con el proyecto y garantiza la estabilidad de sus empleados y el apoyo a 40 proyectos comunitarios que están en ejecución.

Loma Larga está en fase de exploración avanzada y evaluación económica. Hasta ahora la inversión de INV Minerales Ecuador llega a $ 55 millones; y además la construcción y desarrollo de la mina demandará $ 309,5 millones. En otro comunicado indicó que los recursos y reservas “no están ubicados en Girón ni San Fernando” y que instalaciones de procesamiento y relaves “serán reubicadas en caso de ser necesario”.

La compañía prevé entregar al fisco $ 554 millones en regalías e impuestos durante la vigencia del proyecto, estimada en doce años. Cuantifica 2.000 fuentes de empleo en la zona, donde se estima que solo hacia Estados Unidos ha salido 25% de la población ubicada en el área de influencia del proyecto.

El No ganó con el 86,79% en la consulta del domingo. (I)