Los turnos de las embarcaciones fluviales que transportan turistas desde Puerto Bolívar a Jambelí continúan con sus rutas normales; los viajeros desconocen sobre el riesgo que representa ingresar al mar debido al fuerte oleaje que dejó el sábado graves daños en la esta playa orense.

“Los turistas que ingresan a la playa son advertidos con el personal de la Marina, hay muy pocos que se quedaron a dormir en la playa” dijo Voltaire Medina, jefe de la Unidad de Gestión de Riesgos del GAD Santa Rosa; el COE cantonal declaró la tarde del sábado a esta playa en situación de riesgo.

Los grupos de turistas que llegaron a Jambelí se sorprendieron por los daños que está dejando el fuerte oleaje. “No nos imaginamos que íbamos a observar olas gigantes y el peligro para disfrutar de la playa”, dijo Esperanza Ramírez, una lojana que llegó junto a cinco miembros de su familia.

Según el informe preliminar del COE cantonal de Santa Rosa, cinco viviendas y una hostería resultaron afectadas por los oleajes que empezaron los primeros días de diciembre; tres de estas viviendas colapsaron al igual que la hostería Las Tórtolas, ubicada al norte de la playa.

Las familias que han sido evacuadas fueron trasladas a hogares temporales de parientes y otras viajaron a Puerto Bolívar; “mi casa estaba ubicada a 30 metros de lo que era el malecón, ahora el agua se llevó toda la arena y tres cuartos de mi casa cayeron, tengo que retroceder” dijo Víctor Mora, quien vive unos 25 años en la isla.

Dos retroexcavadoras empezaron a formar muros de arena desde la mañana de este domingo y se prevé que desde este lunes ingresen unos 50 militares para sumarse a los trabajos que realizan los bomberos y personal de otras instituciones que conforman el COE cantonal de Santa Rosa.

La Alcaldía de Santa Rosa buscará el financiamiento para colocar en la zona turística unos bloques de 4.5 por 2 metros de diámetro con arena, las mismas que tendrán un peso de 20 toneladas y que servirán para proteger lo que queda del antiguo malecón. (I)