Sus padres tenían terrenos cercanos a una montaña que estaban dedicados a pastizales para el ganado. Cuando Hugo Samaniego recibió esos predios decidió hacer algo diferente en ese lugar, desde donde se pueden ver a plenitud el cantón Gualaquiza y la cordillera que lo rodea, en la Amazonía.

Compró tierras adicionales y empezó a armar allí un enorme jardín botánico que reuniera las principales especies de esa región. Así, hace quince años comenzó sembrando plantas nativas del Oriente que no había en ese predio, adecuando especies de uso medicinal y fijando senderos, para que en algún momento los visitantes pudieran transitarlos.

El emprendimiento de Samaniego, conocido como el Jardín Botánico El Gato, actualmente está en el mapa como uno de los atractivos que tiene Gualaquiza, una población de 18.500 habitantes, ubicado al sur de la provincia de Morona Santiago.

Ese jardín de unas cinco hectáreas ha recibido no solo a visitantes nacionales, sino que también acoge a turistas europeos que han escuchado de la riqueza de la flora y fauna que tiene ese sitio turístico.

Publicidad

Dentro del jardín, el visitante puede conocer de cerca plantas ancestrales como la ayahuasca, que parece una trenza y es usada en los rituales chamánicos del Oriente, o la guayusa, cuyas hojas son utilizadas en infusiones con propiedades estimulantes gracias a su contenido de cafeína.

Álex Carchipulla, técnico de turismo del Municipio de Gualaquiza, indica que universitarios ayudaron a señalizar los senderos para que el público que los recorre pueda conocer el nombre popular y científico de las especies del jardín.

La propiedad está rodeada además de una variedad de orquídeas nativas, anturios, bambúes, cedros, caobas...

En cada uno de los senderos, en los que el visitante se puede encontrar de casualidad con una guatusa o una serpiente, hay ciertas particularidades, como una calle de unos cien metros hecha de bambú, unas esculturas elaboradas con partes de árboles que cumplieron su ciclo y hasta una muralla de piedra, al estilo de Indiana Jones.

Samaniego cuenta que él ha ido construyendo, de a poco y con sus recursos, esos elementos para volver más atractivo el jardín. Su propiedad, en la cima de la montaña, tiene dos miradores desde los que se puede tener una panorámica completa de Gualaquiza y sus cordilleras. Dos sitios ideales para culminar la visita con una foto. (I)

Atractivo
Amazonía

Ubicación
El Jardín Botánico El Gato, llamado así por el tono de los ojos de Hugo Samaniego, su dueño, está ubicado a cinco minutos del centro del cantón Gualaquiza, en el Oriente.

Precio
El ingreso al Jardín Botánico cuesta $ 1,50 para los adultos y $ 0,50 los niños. Los senderos del jardín están señalizados y tienen los nombre de las principales plantas. Los taxis o camionetas cobran $ 2 del centro de la ciudad hasta el ingreso de este jardín.