Miles de estudiantes volvieron a manifestarse este miércoles en Colombia, una semana después de que exigieran en las calles al gobierno un aumento en los recursos para las universidades públicas, que aquejan desfinanciamiento.

"Estamos marchando para exigir presupuesto para la educación pública", dijo a la AFP Elvis Hernández, un estudiante de filosofía de 22 años que junto a miles de universitarios llenó la Plaza de Bolívar, en el centro político de Bogotá.

Bajo los lemas "La esperanza es la educación" y "SOS Universidades Públicas", los alumnos repitieron la jornada de hace una semana en la que más de 100.000 estudiantes protestaron en las principales ciudades.

Los pupilos de las 32 universidades públicas demandaron al gobierno de Iván Duque, que asumió hace dos meses, que aumente el importe a la educación superior pública en el proyecto del presupuesto nacional para 2019.

Publicidad

Las marchas fueron convocadas por la Unión Nacional de Estudiantes de la Educación Superior (UNEES), que reúne a más de 50 entidades públicas y exige que para 2019 se destinen unos 1.500 millones de dólares a este sector, un alza de cerca de 230 millones respecto a 2018.

Duque ha dicho que entiende los reclamos, pero culpa a la anterior administración del expresidente Juan Manuel Santos por dejar un "presupuesto debilitado".

Pedido al congreso

El mandatario aseguró el martes que presentará ante el Congreso, que deberá aprobar el presupuesto, un monto de unos 13.300 millones de dólares para la educación en 2019.

El sistema universitario estatal ha asegurado que las instituciones tienen un déficit de funcionamiento de unos 1.000 millones de dólares y que el Estado les adeuda cerca de 5.000 millones en infraestructura y formación de docentes.

El organismo sostiene que la crisis se debe a un apartado de la ley de 1993 que rige la educación superior y que estableció que el mecanismo de transferencia de los recursos estatales a las universidades se definía según el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Pero las universidades han crecido a mayor ritmo que el IPC, apunta, pues hace 25 años las entidades públicas tenían 155.000 alumnos y hoy registran 650.000. (I)