Rusia habría armado un plan secreto para sacar al activista de Wikileaks Julian Assange de Reino Unido, de acuerdo a una revelación del diario británico The Guardian. Para ello se requería que el asilado en la embajada en Londres tenga estatus de diplomático, algo que Ecuador intentó otorgarle.

Según la investigación del diario inglés, Rommy Vallejo, exdirector de la Secretaría de Inteligencia, supervisó la fallida operación.

Diplomáticos rusos habían mantenido conversaciones secretas en Londres el año anterior al fallido plan con gente cercana a Assange para evaluar si podían ayudarlo a huir del Reino Unido, según la investigación.

El plan tentativo pretendía sacar al fundador de WikiLeaks la Nochebuena del 2017 desde la embajada de Ecuador en un vehículo diplomático y transportarlo a su destino final, que según varias fuentes era Rusia, donde Assange no correría el riesgo de ser extraditado a Estados Unidos. El plan fue abandonado después de que se consideró demasiado arriesgado.

Además, a principios de enero del 2018, se conoció que el 21 de diciembre del 2017 se le había entregado a Julian Assange una cédula ecuatoriana.

También se consideró la posibilidad de llevar por vía marítima al fundador de WikiLeaks hasta Ecuador. Por ello, el entonces jefe de la inteligencia de Ecuador, Rommy Vallejo, habría viajado a Londres el 15 de diciembre para supervisar la operación antes que fuera cancelada.

Esta no es la primera vez que Assange aparentemente ha considerado buscar refugio en Rusia. The Associated Press informó esta semana que el fundador de WikiLeaks intentó obtener una visa rusa. 

Assange vive al interior de la embajada de Ecuador en Londres desde el 19 de junio del 2012 cuando solicitó asilo debido a las acusaciones de violación y agresiones que tenía en Suecia y por el temor de una extradición a Estados Unidos. (I)