Alimentos, textiles, madera, artesanías, son algunos de los sectores que podrían mejorar su productividad, aumentar sus exportaciones o exportar por primera vez a la Unión Europea (UE) en el marco del Acuerdo Comercial con ese bloque y dentro de un proyecto dirigido a micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) y a grupos asociativos que se inició en 2017 y terminará en 2020.

Según Daniel Legarda, presidente de Fedexpor, hay 210 empresas participando. De ellas, 25 pequeñas y medianas del sector alimenticio.

La primera etapa del proyecto fue escoger a los beneficiarios. Se tomaron en cuenta las ventas de hasta $ 5 millones y dos años de actividad. A fines de mes se cerraría la segunda etapa, que es el diagnóstico y el plan de acción. Luego vendrá la ejecución.

Marco Carrión, de la Cámara de la Pequeña y Mediana Empresa de Pichincha (Capeipi), sostuvo que el programa consiste en un acompañamiento de ocho meses para capacitar a las empresas, por ejemplo, en etiquetado o de marketing. “Si una empresa tiene poca producción, la idea es que se vayan ampliando a través de otras (...) hay empresas del sector metalmecánico que trabajan con el sector alimenticio, en el tema de equipamiento de máquinas, automatización, entonces ellos también podrían acogerse a este programa”, sostuvo. (I)