Tras revisar las estadísticas de los padrones que el Consejo Nacional Electoral (CNE), llamado hasta septiembre del 2008 Tribunal Supremo Electoral, ha presentado para los comicios y consultas populares entre 2006 y 2018, se observa que el porcentaje de votantes respecto al total del padrón ha ido aumentando más en las provincias del Oriente, que en otras partes del territorio continental ecuatoriano.

Si totalizamos las seis provincias del Oriente, en 2006 representaban el 3,97% del padrón, porcentaje que se ido incrementando en los posteriores nueve procesos electorales para llegar al 4,74% en 2018.

Si lo comparamos con las provincias de la Costa, la cifra acumulada en esta última región llegaba en 2006 al 48,52%, para bajar hasta el 47,28% en 2018. Lo mismo ocurrió en la Sierra, en donde al 2006 su porcentaje de sufragantes era del 45,81% respecto al padrón total y al 2018 ha descendido al 44,79%.

El aumento de empadronados en el Oriente ha ido acorde a su crecimiento poblacional de los últimos 16 años, según los dos últimos censos y a la proyección del incremento de habitantes calculada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Publicidad

En el 2001 en esa región del país habitaban 548.419 personas y en el 2010 pasaron a ser 739.814 (un aumento del 34,90%), cifra que para el 2017 el INEC calculaba cerrar en 898.547 personas, esto es un incremento del 63,84% respecto al 2001.

Además, la tasa de natalidad en las provincias amazónicas ha sido la más alta por lo menos en los últimos diez años, según cifras del INEC, respecto al resto de regiones y al promedio nacional, llegando a sobrepasar el 25% en algunos años.

Entre el 2001 y 2017 la población que vive en el Oriente ha aumentado del 4,54% al 5,37% respecto al total nacional; mientras que los que residen en la Costa bajaron en porcentaje del 50,12% al 49,61%; y los de la Sierra disminuyeron del 45,19% al 44,84%, según datos del INEC.

Es decir, en el 2001 por cada mil habitantes, 501 vivían en la Costa, 452 en la Sierra, 45 en el Oriente y los restantes en la región Insular o zonas no delimitadas. Y en el 2017 por cada mil personas, según proyección del INEC, 496 residían en la Costa, 448 en la Sierra, 54 en el Oriente y los restantes, en Galápagos y zonas no delimitadas. Allí se puede apreciar el incremento de población en la región Oriental, lo que ha incidido también, en parte, en el aumento de votantes.

A continuación un cuadro con los porcentajes de cada provincia y región del exterior, comparados con el padrón total en los últimos doce años:

Orellana, aunque sólo representa el 0,86% del total de votantes del padrón, sin embargo es la provincia del Oriente y de todo el país que más ha incrementado su porcentaje de votantes en los últimos doce años, con un aumento del 105,11%; esto es, pasó de 54.595 empadronados en 2006 a 111.982 en 2018.

Publicidad

Uno de los factores para ese importante aumento es su crecimiento poblacional, según cifras de los dos últimos censos; cuando en el 2001 contaban con 86.493 habitantes y en el 2010 pasaron a ser 136.396 (un alza del 57,70%); y según proyecciones del INEC, para el 2017 se calculaba cerrar ese año con una población de 155.453 personas, esto es un incremento del 79,73% respecto al 2001.

Otro de los factores es su tasa de natalidad, entre las más altas del país en al menos los últimos 15 años, llegando a superar el 29%. Además, que desde el proceso electoral del 26 de abril del 2009 se amplió, según la Constitución aprobada en el 2008, el voto facultativo para las personas de 16 y 17 años, para los integrantes de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional, entre otros; lo que incrementó en el 2009 en 17,85% el padrón en la provincia de Orellana, porcentaje muy superior al aumento global que fue del 7,94%.

En las restantes provincias del Oriente el incremento de empadronados en el 2018 con respecto al 2006 ha sido el siguiente: Pastaza (68,38%), Sucumbíos (66,36%), Morona Santiago (64,65%), Napo (60,54%) y Zamora Chinchipe (54,77%).

Estos porcentajes de crecimiento son bastante más altos que los registrados en otras partes del país, como por ejemplo Guayas (32,19%), Pichincha (28,87%) o Manabí (28,88%), las tres provincias con la mayor cantidad de votantes.

En el caso de Pichincha y Guayas, desde el padrón del 2008 ya no se incluyó a los votantes de Santo Domingo de los Tsáchilas y Santa Elena, ya que desde noviembre del 2007 estos pasaron a formar parte de las provincias 23 y 24, respectivamente.

Otra de las provincias que ha tenido un incremento importante en el padrón en estos últimos doce años, pero que no está en territorio continental, es Galápagos, con un 69,34%, que equivale a 8.416 personas más.

Mientras que las que menos han crecido en electorado son: Bolívar (22,36%) y Carchi (22,57%). (I)