La Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca) pidió el retiro del proyecto de Ley urgente en materia económica denominado Ley Orgánica para la Reactivación Económica, Fortalecimiento de la Dolarización y Mejoramiento de la Gestión Financiera. El presidente del gremio Julio José Prado dijo que después de un análisis técnico, la Asociación encuentra varias amenazas a la economía nacional y, en especial, para los ciudadanos.

Esto a pesar de que dentro de la Ley existía un título destinado a que la banca sea la que maneje la promoción de medios de pago electrónicos, entre ellos un producto llamado billetera electrónica.

A decir de esta asociación, la ley cuyo primer debate en la Asamblea concluyó esta tarde, aún con los cambios y observaciones de los que ha sido objeto, no cumple con el objetivo de reactivar la economía nacional.

La banca rechazó, entre otros temas, que se traslade la liquidez de la economía nacional hacia el sector financiero privado. Para Prado, las reservas líquidas del sistema financiero privado tienen por objeto garantizar a sus propios depositantes, además de "atender sus operaciones de comercio exterior”, expresó el ejecutivo quien acotó que el Banco Central es el único llamado a controlar y proveer la liquidez de la economía nacional, de ahí que esta norma sería incluso inconstitucional.

Según Prado hay medidas que generarían riesgo de desbancarización. La imposición de un pago por retiro de efectivo en ventanilla limita la libertad que tiene todo ciudadano o empresa de manejar sus recursos, expresa.

La banca también realiza reparos sobre la competencia de la información crediticia que sería entregada a la Superintendencia de Bancos y que dejaría de ser manejada por los burós de crédito. A decir de Asobanca, esto convertiría a la autoridad en juez y parte, al ser a la vez controlador y prestador -monopólico- de servicios de referencia crediticia.

Durante el primer debate de la Ley, varios asambleístas de Alianza PAIS habían propuesto que el dinero electrónico quede en manos del Banco Central, pese a que este era uno de los principales cambios propuestos en la ley. (I)