El asambleísta provincial Esteban Albornoz (Alianza PAIS) negó este miércoles las acusaciones sobre un supuesto pago ilícito cuando era ministro de Electricidad y Energía Renovable -en el anterior Gobierno- para asignar contratos de obras públicas, en el denominado caso Caminosca.

La investigación está a cargo de la fiscal Silvia Juma, de la Unidad de Investigaciones Previas, quien inició en marzo la indagación previa.

Mientras, la asambleísta Jeannine Cruz (CREO-SUMA) presentó el 7 de junio a la Fiscalía General del Estado documentación sobre el caso Caminosca, que según dijo tiene relación con coimas a funcionarios públicos. Ahí pidió que se investigue a Albornoz y al vicepresidente de la República, Jorge Glas Espinel.

Para Albornoz, la documentación presentada por Cruz y la parlamentaria Ana Galarza (CREO-SUMA) está incompleta. "Lo que difundieron fueron 39 copias simples, sin notarización ni apostilla, de un documento completo de 132 hojas, que cuenta en su parte final con las firmas de los árbitros (del proceso que se lleva a cabo en Estados Unidos). Las copias presentadas están incompletas, faltan seis páginas al inicio y al final termina abruptamente en la página 45", señaló el asambleísta en un comunicado.

La verdad del #CasoCaminosca @AsambleaEcuador pic.twitter.com/QLkOFYTO1k

Su reacción se da un día antes de que los miembros de la Comisión Nacional Anticorrupción den una conferencia de prensa -prevista para las 10:00 de este jueves en Quito- en la que darán detalles de su investigación del caso Caminosca y que involucraría a Albornoz, Glas y otros cinco funcionarios de Gobierno. (I)