Al menos 81 personas, entre ellas 23 miembros de Al Qaeda, murieron en bombardeos rusos contra un complejo situado en el noroeste de Siria del grupo islamista, indicó este domingo una ONG, revisando al alza su anterior balance.

Los ataques del sábado iban dirigidos contra un complejo de edificios del Frente Al Nosra, la rama de Al Qaeda en Siria, de la ciudad de Maarat Al-Numan en la provincia de Idleb, indicó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

El complejo, situado junto a un mercado muy concurrido, incluye una prisión y un tribunal religioso de Al Qaeda.

Entre los fallecidos hay 23 militantes de Al Nosra y seis rebeldes no islamistas que estaban en el edificio. También murieron otras 52 personas, entre ellas civiles y prisioneros.

Al menos un niño y dos mujeres estaban entre los civiles muertos, según el OSDH.

Desde septiembre pasado, Rusia bombardea objetivos del Estado Islámico y de "otros grupos terroristas" en Siria. (I)