Un plan integral de seguridad se implementará en los planteles del país, anunció ayer el ministro de Educación, Augusto Espinosa. El proyecto piloto se aplicará en el colegio Vicente Rocafuerte de Guayaquil y el Central Técnico de Quito.

Con ello se busca que las entidades educativas puedan responder ante situaciones que pongan en riesgo a los estudiantes, docentes y las infraestructuras.

El proceso incluirá primero un estudio de seguridad, luego un plan de reducción de riesgos y se determinará un protocolo de respuesta. También se contemplan capacitaciones de gestión de riesgo a docentes y alumnos.

Publicidad

“Diría que muy pocos planteles tienen una visión integral de seguridad y pocos han establecido un plan de seguridad”, dijo Espinosa, al explicar que el riesgo no solo representa un sismo o una erupción volcánica, sino un robo o la presencia de microtraficantes fuera de un plantel escolar.

El plan operativo pretende que se active a partir de septiembre del 2016. (I)