Canchimalero es una comunidad que se encuentra al norte de Esmeraldas. Probablemente para muchos sean conocidos, mientras que para otros su nombre lo escucha por primera vez. Pero además de dar a conocer el nombre, se trata de mostrar lo que puede encontrar en este lugar poco explorado en el área turística.

En ese sentido, Ecuador no deja de sorprender a su gente y a quien venga desde afuera y más cuando se trata de conocer sus paraísos, que una gran parte aún se encuentran escondidos y que ahora se invita a descubrirlos en primera instancia a través del proyecto documental Paraísos escondidos del Ecuador de Revista Vistazo.

A través de una gran diversidad de imágenes fotográficas y audiovisuales podrá disfrutar de esos sitios que se encuentran en el anonimato, pero que gozan de un amplio campo por conocer.

El plan surge en primera instancia por unas ideas que se dieron, pero que no se concretaron. “Estuve mochileando por el mundo, me di una vuelta por el mundo de dos años y yo había hablado con Jorge Cavagnaro, que es el editor, antes de irme a este viaje. Él me dijo: ‘proponme como algo turístico’. Pero ya estaba en esto de irme, quedó en pausa y cuando regreso le digo a Jorge comentando que hay lugares en Ecuador que se venden solos hace tiempo. Entonces están los de segundo orden, que son los que se han puesto de moda ahora último, que también ya andan solos, Quilotoa, Baños, Mindo. Pero hay como una tercera línea que son los que están escondidos y yo le dije a Jorge, saquemos de la invisibilidad esto de acá, lo conversamos por encima y como que se armó un poquito el proyecto”, explica Manuel Avilés, quien es el presentador.

Publicidad

(Cortesía de Manuel Avilés)

Posteriormente el plan fue tomando forma y para ello también se sumó Gabriela Pinasco, editora digital de Grupo Vistazo.

En esta primera etapa serán proyectados 13 lugares, además de Canchimalero (Esmeraldas), Bameno (Orellana), Abras de Mantequilla (Los Ríos), Cuyabeno (Cuyabeno), Saraguro (Loja), Mondragón (isla Puná), Zaruma (El Oro), Podocarpus (Loja), Cuatro Esquinas (Chimborazo), San Antonio de Ibarra (Imbabura), Los Ceibitos (Santa Elena), El Ángel (Carchi) y Yaupi (Morona Santiago). “Los destinos que hemos propuesto son los que alguna vez habremos oído, la mayoría no, y están tan cerca, fácil de ir a descubrirlos. Entonces con Gaby salió el nombre de Paraísos escondidos del Ecuador y le hemos estado dando forma que cada vez va mejorando”, dice Avilés, quien es fotógrafo.

Hasta el momento ya han visitado ocho y faltan cinco por grabar. De cada uno de los sitios de entre varias características se destacan la convivencia entre la comunidad, las tradiciones, sus costumbres, la gastronomía, entre otras.

Ronald G. Dávila (i), Gabriela Pinasco y Manuel Avilés (d), junto con su anfitrión. (Cortesía)

Pinasco, quien es es la productora, guionista y entrevistadora del proyecto, señala que en un inicio esto iba a ser una crónica para la Revista Vistazo, que constaba además de las fotografías de material audiovisual, sin embargo, tomó un formato documental ya con un equipo armado y se sumó Ronald G. Dávila, que es el realizador audiovisual. “Pensamos, esto da más que para una crónica, que sí va a ir en la revista, y de hecho el formato es así, un formato que combina la parte impresa con la parte digital”, comenta.

Publicidad

De la experiencia de conocer estos lugares, Pinasco la califica como un redescubrir por completo el país y que además deben ser cuidados, que a su vez es otro de los objetivos del proyecto. “Fomentar el turismo responsable con la naturaleza sostenible”, asegura.

Avilés reitera que además de sacar de la invisibilidad estos lugares geográficamente, también hay otras cosas que han estado escondidas por muchos años. Cita como ejemplo Ceibitos, un sitio que desde la vía a la costa está a una hora con quince minutos. Comenta que se trata de una comunidad pequeña que vive de la recolección de algodón de ceibo y de otros productos, además tienen varias tradiciones.

“No solo vas a conocer el destino, vas a conocer una cultura. Entonces es un turismo comunitario porque lo organiza la comunidad, porque vas a ser parte de la comunidad, a vivir no solo la aventura de pasar por estos bosques increíbles de ceibos encantados que tiene Ceibitos, sino por la aventura de convivir con estas personas y conocer más sobre otras culturas ajenas a la tuya”, afirma Pinasco.

“Es importante que la gente cuando vea esto entienda que si se quiere un turismo para estar tranquilo, relajado, solo, este no es. Este es un turismo para conectarte con las comunidades que tiene el Ecuador, un turismo vivencial”, agrega.

Datos:

  • El segundo capítulo se presentará este lunes, 25 de abril, estará disponible a partir de las 10:00, en el sitio www.vistazo.com/paraisos-escondidos.
  • El proyecto surgió a finales de julio del 2021 y se puso en marcha en octubre del mismo año.
  • Dependiendo del destino es el tiempo en que se toman para grabar. En Yasuní les tomó una semana; Cuyabeno, cinco días.
  • Los documentales tienen subtítulos en inglés, porque “la intención es que de afuera conozcan estos espacios y se fomente el turismo” en las zonas.
  • También que las personas de la zona a través del turismo “puedan tener una vía de desarrollo económico para que su comunidad crezca, manteniendo el aspecto cultural”. (I)