En el marco del primer congreso de tecnología responsable, organizado por Thoughtworks Ecuador, conferencistas internacionales y locales intercambiaron ideas sobre el desarrollo tecnológico y visibilizan las consecuencias y riesgos de una mala utilización para la sociedad.

Rebecca Parsons, Chief Technology Officer de Thoughtworks, destacó que, aunque la innovación tecnológica es un gran desarrollo para transformar diversos aspectos económicos y sociales, sigue siendo muy difícil predecir sus consecuencias.

Dispositivo que desinfla neumáticos en caso de robo y revestimientos de pared con materiales reciclados, entre los emprendimientos de Ecuador que sus promotores buscan internacionalizar

“Por eso, dichas innovaciones deben incluir el concepto de responsabilidad y evaluar desde distintos puntos vista los impactos de las soluciones que se crean, para anticipar sus posibles impactos, y emplear mecanismos que minimicen esos riesgos”, mencionó.

Publicidad

Como concepto en construcción, la tecnología responsable busca asegurar una relación equilibrada entre la tecnología, la sociedad y el medio ambiente, por eso es necesario pensar en una tecnología que va de la mano con los principios éticos, analizar los riesgos e implicaciones sociales de su uso, e incorporar valores de equidad e inclusión, con un enfoque de derechos en cuanto al acceso, la privacidad y la seguridad.

De acuerdo con María Belén Albornoz, investigadora principal de Fairwork y profesora titular de la Flacso, una de estas tecnologías, en concreto la inteligencia artificial puede tener un rol fundamental en Ecuador y América Latina, al ser de naturaleza multipropósito y gozar de una gran capacidad predictiva, por lo que podría ayudar a solventar diversos desafíos económicos, políticos y sociales que enfrenta la región.

Como muestra del potencial que tienen las soluciones tecnológicas para contribuir a la resolución de problemas sociales, se destacó en el país la creación de iniciativas como ‘Conectadxs’, un laboratorio que busca reducir las brechas digitales a través de la promoción de herramientas para la transformación social.

Publicidad

Humanoide británico es el primer robot en hablar en la Cámara de los Lores

Dentro de sus estrategias, apoyan a organizaciones sociales que fomentan el desarrollo de habilidades digitales, e impulsan a través de guías y talleres las vocaciones de niños, niñas, y jóvenes para que se involucren en carreras técnicas y que la tecnología sea una oportunidad de transformación social.

Según Samantha Gordillo, directora de cambio social de Thoughtworks Ecuador, es de suma importancia generar estos espacios en donde los distintos actores puedan compartir y debatir sobre la incidencia de la tecnología para la transformación social de país.

Publicidad

“Si bien el desarrollo y la implementación de nuevas tecnologías se está desarrollando paulatinamente en América Latina debido a las limitaciones socioeconómicas de la región y a los pocos recursos que se invierten para este fin, queremos que estos espacios abran la puerta para que se discutan y se propongan estrategias de mejoramiento y solución a las diversas problemáticas”, señaló. (I)