Antes de la aparición de la primera moneda en lo que hoy es Ecuador, el comercio entre los nativos de este territorio se realizaba a través del trueque. “La ausencia de un medio de pago tangible que simplificara el comercio obligó a disponer de distintos objetos para el intercambio, muchos de ellos indispensables para la vida diaria. Para ello se emplearon todo tipo de bienes de consumo agrícolas (como granos de cacao, coca o tabaco) hasta tejidos de algodón o pieles de animales, pasando por productos como la sal, metales y piedras preciosas (perlas, esmeraldas, oro, plata en fragmentos, hachuelas de cobre, obsidiana), plumas de quetzal, conchas ensartadas, cerámica, objetos para el uso ceremonial e incluso conocimientos chamánicos”.

Tales datos provienen del nuevo optativo coleccionable que Diario EL UNIVERSO lanzará a partir de mañana lunes: Historia del Ecuador a través de los billetes y estampillas, que abordará el desarrollo de nuestro territorio y de sus pobladores a través de la aparición de esos importantes documentos.

Personajes históricos, celebraciones, valores propios del país, como su fauna, su arte o su diversidad cultural y étnica, aparecen reflejados en esta colección inédita de gran valor, compuesta por 60 billetes y 60 hojas de estampillas que constituyen un referente histórico que parte de la década de 1860 hasta la llegada del siglo XXI.

Este optativo incluye la vasta historia del sucre, que en 1884 se decretó como unidad monetaria de curso forzoso en Ecuador. Desde entonces, y hasta su retirada de circulación con el establecimiento del dólar estadounidense como nueva moneda oficial en el año 2000, fue testigo de la azarosa vida de los ecuatorianos.

Publicidad

La primera estampilla que vio la luz con valor facial en sucres —en realidad, en centavos— tenía como motivo el escudo de armas de la República y fue emitida en 1881 durante la presidencia de Ignacio de Veintimilla. La última conmemoraba la ascensión al Everest del andinista ecuatoriano Iván Vallejo. Vistas en perspectiva, esas pequeñas estampillas (aquí agrupadas en hojas bloque) se convierten en el mejor álbum gráfico de la historia del país. Las estampillas no solo recogen los grandes acontecimientos históricos —reinados, guerras, revoluciones—, sino que también dan fe de los hitos que afectan a la vida cotidiana de la población, desde los progresos de la medicina hasta las aficiones deportivas, pasando por las manifestaciones culturales.

La selección de las piezas, cuyo rigor histórico está avalado por Carlos Iza Terán, miembro correspondiente de la Academia Nacional de Historia y antiguo director del Museo Numismático del Banco Central de Ecuador, incluye reproducciones de algunos de los billetes y estampillas que alcanzan mayor valor en el mercado actual debido a los pocos ejemplares disponibles, y que constituyen un tesoro de valor incalculable.

La colección completa está compuesta de 30 entregas, cada una viene con un fascículo de aproximadamente 16 páginas más 2 billetes y 2 hojas bloque de estampillas. En la entrega 2 se incluye un álbum y en la entrega n.º 6 una carpeta archivadora.

Cómo se compone la colección:

· 30 fascículos de 16 páginas, tamaño 21 x 28,6 cm.

· 60 billetes (reproducción al tamaño real en papel de alta calidad).

· 60 hojas bloque con estampillas (hojas de bloque de 16 x 10 cm), reproducidas en papel filatélico de alta calidad.

· 1 álbum de gran calidad, con tapa dura, tamaño 24 cm x 29 cm.

· 1 archivador de fascículo.

La oferta de lanzamiento es de $ 0,99 por el primer fascículo, mientras que las entregas posteriores costarán $ 4,99 cada una. A la venta en agencias de EL UNIVERSO, canillitas y en el ‘call center’ 1800-DIARIO (342746). (I)