Si lo que buscas es definir, estilizar y, además, corregir tu postura en poco tiempo, entonces el método japonés Mori es la opción perfecta para conseguir estos grandes resultados en tan solo cuatro semanas.

Rutina de ejercicios en casa para aumentar glúteos y tonificar las piernas

Este entrenamiento creado por Takuro Mori, uno de los entrenadores personales más reputados de Japón, se ha convertido en tendencia por la eficacia de sus rutinas, y tiene como foco principal los estiramientos, con ejercicios similares al yoga. Además, los pasos son sencillos y perfectos de hacer en casa y por cualquiera. Sin embargo, no olvides consultar con un entrenador antes de ejecutarlos.

En el manual de Takuro se explica que para lograr lucir unas piernas bonitas es fundamental reajustar el cuerpo y adoptar una postura adecuada y, más que buscar aumentar la masa muscular, lo que debes hacer es trabajar para que los músculos recuperen su condición óptima a través de estiramientos.

Por ello, esta propuesta se divide en cuatro semanas:

Publicidad

  • Primera semana: durante estos siete días se llevará a cabo un reajuste de la posición de las piernas.
  • Segunda semana: se centra en un cuidado intensivo de dichas extremidades.
  • Tercera semana: durante este periodo se pretende corregir la posición a través de la cadera.
  • Cuarta semana: en la recta final el cuidado es integral, es decir, en todo el cuerpo.

El experto, en su libro El método Mori (Kitsune Books), propone los siguientes ejercicios para hacer:

1. Alinear muslos

Este estiramiento permite corregir la desviación que provoca que los muslos sobresalgan hacia delante y hacia fuera con un estiramiento isquiotibial.

  • Siéntate en una silla y cruza la pierna derecha de forma que el tobillo quede sobre la rodilla izquierda.
  • Coloca ambos brazos sobre la rodilla derecha y lleva el cuerpo hacia delante para ejercer un poco de presión con él. Mantén la posición 60 segundos.
  • Repite todo el proceso con la otra pierna.
Imagen de estiramiento isquiotibial tomada de Pexels.

2. Afina los gemelos

Al contraer los glúteos corregirás la rotación interna de la cadera y la rotación externa de las rodillas, lo que contribuye a que los gemelos se vean menos voluminosos.

  • De pie, mantén la espalda recta y la mirada hacia el frente. Junta los pies para alinear las piernas.
  • Dobla las rodillas, de manera que las rótulas queden separadas, y activa los glúteos.
  • Aguanta unos segundos, vuelve a la posición inicial y repite 10 veces en total.
Con este ejercicio lograrás que los gemelos se vean menos voluminosos. Imagen tomada del portal sabervivirtv.com

3. Elevación de cadera

Con estos ejercicios se hará trabajo de glúteos, los abdominales y cuádriceps.

  • Acuéstate boca arriba con las rodillas flexionadas, las plantas de los pies apoyadas en el suelo y los brazos colocados junto al cuerpo.
  • En esa posición, eleva tu pelvis hasta que se sitúe a la misma en ángulo con las rodillas.
  • Mantén la posición durante un minuto y haz tres repeticiones, con un descanso de 15 segundos entre ellas.

4. Equilibrio de tronco

Con este ejercicio se favorecerá la rotación interna de cadera y la rotación externa de las rodillas.

  • Ponte de pie con la espalda recta y, en esa posición, junta los pies.
  • Flexiona las rodillas para separar las rótulas y hacer presión en los glúteos.
  • Contrae los glúteos.
  • Mantén la posición durante 10 segundos y descansa.
  • Luego repite el movimiento 10 veces.
Imagen tomada del portal sabervivirtv.com