Lograr la excelencia académica y su compromiso social con la sociedad ecuatoriana son los hitos fundamentales construidos en 26 años por el Instituto Tecnológico Universitario Bolivariano (ITB). Para conmemorar este aniversario, alistan las celebraciones para este sábado 25 de junio en donde estarán como invitados la cantante Dayanara y el presentador Eduardo Andrade.

El instituto tecnológico nació en 1996 con 50 estudiantes y hoy reúne a 13.000 alumnos en diferentes carreras. “El instituto siempre tuvo como premisa la formación de su plantilla de educadores a la que capacitó como maestros de cuarto nivel en una universidad de Cuba especializada en pedagogía”, recoge su comunicado oficial.

Además, se destaca que el 78% de los profesores del ITB tienen el título de cuarto nivel en Ciencias Pedagógicas. “Ese nivel de excelencia del Tecnológico Bolivariano, se lo debe a la preocupación constante de su rector-fundador el PhD. Roberto Tolozano Benites, quien comparte responsabilidades docentes y administrativas con su hermana PhD Elena Tolozano Benites”, resalta la información.

El establecimiento que funciona en la zona céntrica de Guayaquil cuenta con su campus y sedes adscritas ubicadas en diferentes puntos de la ciudad, así como sus cómodas instalaciones con laboratorios que garantizan un aprendizaje integral, combinando la teoría y la práctica en ambientes que tienen equipamientos de alto nivel, simuladores que permiten el aprendizaje, desde que los estudiantes están en las aulas.

Publicidad

En este tiempo, el Instituto Tecnológico Bolivariano puso en práctica la inclusión educativa, impulsando nuevas metodologías dentro del OBI, que es un observatorio bolivariano para la inclusión, que estudia y aprueba metodología especial para que sus estudiantes con discapacidad puedan adaptarse a la modalidad de educación en línea.

Además, El ITB, pensando en el bienestar de la comunidad, se sumó a la Telemedicina, sistema a través del cual se brindar atención en áreas de medicina general, podología, rehabilitación física y atención psicológica, psicología clínica y traumatología, habiendo beneficiado a más de 3.000 personas en época de cuarentena, cuando en Guayaquil y sus zonas de influencia era crucial conseguir atención médica especializada.

El Instituto colaboró como inoculadores en el plan de vacunación masiva contra el COVID impulsado por el Municipio de Guayaquil.