Ashley Ellerin tenía una cita el 21 de febrero de 2001 con Ashton Kutcher, con quien mantenía una relación, el mismo día en que fue brutalmente asesinada por Michael Gargiulo, conocido como el Destripador de Hollywood, con 47 puñaladas en el cuello, pecho, espalda, estómago. La víctima y su agresor eran vecinos, por lo que aprovechó el descuido para acabar con la vida de la joven de 22 años.

Pero ella no es la única víctima.

Ashley Ellerin, exnovia de Ashton Kutcher, fue víctima de Michael Gargiulo, un asesino serial conocido como 'el Destripador de Hollywood'.

Gargiulo es un asesino en serie que a principios de la década de los 2000 le arrebató la vida a varias mujeres en el estado de California; en 2001 a Ellerin y en 2005 a María Bruno, de 32 años, a quien le cortó los senos y le sacó sus implantes. Fue hallada mutilada con 17 puñaladas.

Al listado se incluye el intento de asesinato de Michelle Murphy, quien fue brutalmente atacada en su apartamento de Santa Mónica tres años después de la muerte de María. Sin embargo, la víctima logró escapar y en el cuerpo se encontró sangre que coincidió con el ADN de Gargiulo, quien hoy tiene 45 años.

Publicidad

El Destripador de Hollywood fue sentenciado a pena de muerte en 2019 y declarado culpable de la muerte de las dos mujeres. Ante los escenarios, Dan Akemon, el fiscal encargado del caso, detalló que Michael agredía a las mujeres que vivían cerca de él y “planeaba” el ataque para acabar con la vida de sus víctimas, según recoge el portal Infobae.

Ante la corte, Kutcher declaró lo que ocurrió el día en que su exnovia fue asesinada y admitió que se retrasó dos horas para la cita y fue durante ese lapso de tiempo que se dio el crimen. En ese año, el actor protagonizaba That 70′s Show.

Según sus declaraciones, él la llamó a las 22:15 para avisarle del retraso, pero ella no atendió. La llamó cuatro veces más sin tener respuesta, pero no dejó mensajes de voz cada vez que llamaba para no “parecer ansioso”. A las 22:45, el actor finalmente llegó a la casa de su novia, pero ella nunca salió.

Antes de irse, explicó, miró a través de una ventana y vio manchas rojas en el piso, pero pensó que eran de vino tinto derramado. El cadáver mutilado de Ashley lo encontró su compañera de vivienda a la mañana siguiente.

Akemon explicó que la cronología narrada por Kutcher redujo el tiempo del crimen a “una diminuta oportunidad para que alguien se metiera en la casa y la asesinara”.

Sin embargo, debido a que California dispuso una moratoria de las ejecuciones en 2019, Gargiulo no será ejecutado por ahora, como ningún detenido desde 2006. (I)