A lo largo de la historia, las piedras preciosas, más que un elemento decorativo con joyas extremadamente costosas, han sido vistas como símbolo de poder y estatus, valoradas por el ser humano por mucho tiempo.

Por ejemplo, la realeza británica tiene una colección ostentosa de tiaras en las que las piedras preciosas que sobresalen son diamantes, perlas, rubíes, esmeraldas, aguamarinas, etc. Pero ¿cómo saber cuándo una joya tiene más valor que otra? Sencillo: se debe evaluar su belleza, su extrañeza y la gran demanda que generan, dicen los expertos.

Antiguamente el término “piedra preciosa” se utilizaba solo para las cuatro gemas más importantes: diamante, rubí, zafiro y esmeralda. Las demás gemas se denominaban “semipreciosas”, término actualmente en desuso. En la gemología moderna los términos “gema” y “piedra preciosa” se usan como sinónimos, detallan en la web del Instituto Gemológico Español.

Las deslumbrantes tiaras que componen el magnífico joyero de la reina Isabel II

A continuación, un listado.

Publicidad

Diamante rojo

Lidera la lista no solo por ser visualmente hermoso, sino porque su precio es el más alto del mercado, ya que existen pocas muestras del mineral en la historia y generalmente tienen un peso que no llega a 0,5 quilates.

Diamante en bruto

Sin color y en estado natural, es sin duda una de las joyas más bellas del mundo. Según indica el portal especializado en gemas Navas Joyeros, el precio por quilate de un diamante perfectamente cortado es de 15.000 dólares en promedio.

El diamante de 998 kilates descubierto en Botswana.

Por ejemplo, en noviembre del 2020, uno de los diamantes más grandes fue hallado en Botswana por Lucara Diamond Corp., una pequeña minera canadiense. La compañía anunció que encontró un diamante blanco de 998 quilates.

Qué joyas de la princesa Diana pasarán a Catalina y a Meghan Markle

La piedra preciosa es una de las cinco más grandes que se hayan descubierto.

Otro ejemplo de popularidad sobre esta piedra es que varios artistas y personajes del espectáculo internacional han optado por ella para los anillos de compromiso. Tal como Nodal y Belinda. De acuerdo con la joyería Angel City Jewelers (@angelcityjewelers, en Instagram), la sortija tendría un costo de aproximadamente tres millones de dólares debido a los detalles, a los diamantes pequeños que están alrededor del diamante principal, que tiene forma de esmeralda y un peso de 12 quilates.

Zafiro

Esta costosa gema sobresale por su color azul brillante, debido fundamentalmente al hierro y titanio. Además, el zafiro es un miembro de la familia del corindón, como el rubí, lo que lo convierte en una de las piedras preciosas más duras.

Publicidad

La palabra zafiro hace alusión a un zafiro azul, por lo cual, para referirse a zafiros de otros colores se debe especificar; por ejemplo: zafiro rosado, zafiro amarillo, zafiro transparente, etc. Además, es una piedra de alta dureza, con un índice de 9 en la escala de Mohs (clasificación de 10 minerales según dureza, en donde uno es el menos duro y diez el más duro), justo debajo de los diamantes, se detalla en el sitio web de la joyería Bauer, que tiene tiendas donde muestra hermosas joyas en Colombia y Ecuador.

El zafiro, una de las gemas más caras del mundo

Los expertos en joyas dicen que las más económicas serían aquellas gemas talladas, que tienden a ser valoradas por la pieza en lugar de por el quilate, como debería ser. Esto es porque el trabajo que conlleva producirlas por lo general excede el costo del material.

Rubí

Según la revista Forbes de México, esta gema es óxido de aluminio y un mineral muy duro, tiene la calificación número 9 en la escala de Mohs. En cuestión de color, se hace alusión a su rojo brillante; sin embargo, tiene varios matices que van desde el rojo anaranjado al rojo violáceo.

El rubí se encuentra en todos los continentes; de hecho, los depósitos más importantes de rubí se encuentran en Afganistán, Camboya, China, India, Kenia, Madagascar, Mozambique, Sri Lanka, Tanzania, Tailandia y Vietnam. Sin embargo, esta piedra es más abundante en Sri Lanka, donde se extrae desde el año 480 A.C.

El quilate de un rubí de alta calidad se comercializa mundialmente a unos 15.000 dólares por quilate. Los rubíes más valiosos son las llamadas “sangre de paloma”, procedentes de Asia y característicos por su color rojo puro con tonalidad violeta.

Para ejemplificar, Cartier presenta un collar decorado con 18 rubelitas de pan de azúcar con un total de 53,82 quilates. O, por otro lado, la colección Burmese Ruby and Diamond Ring, de la misma marca.


Esmeralda

En el final de este listado se encuentra quizás una de las piedras preciosas más populares de todas, por su color verde brillante o verde oscuro.

La esmeralda se produce principalmente en Colombia, así que podría decirse que se trata de una piedra preciosa latina. No obstante, sus precios siguen siendo bastante altos. Su costo se define atendiendo a si las piedras limpias son extremadamente raras, vendiéndose las de una calidad excepcional a más de 8.000 dólares por quilate en el mercado mundial, según el portal Navas Joyeros. (I)