Tal vez a causa de los años de pandemia o ‘años de disrupción’, el informe del Programa para la Evaluación Interna de los Estudiantes (PISA) refleja un bajón en los resultados generales, alrededor de 20 puntos en matemáticas, ciencias y lectura.

Países como Japón, Corea del Sur, Lituania y Taiwán fueron capaces de mantener o mejorar sus metas escolares. Singapur es el líder en la evaluación de matemáticas, seguido de Macao (China), Taiwán, Hong Kong (China) y Corea del Sur.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD) explica que estos sistemas educativos han hecho progresos en cerrar la brecha de logros entre sus alumnos más aprovechados y los de menor desempeño.

Publicidad

¿Quién es mejor alumno, el niño o la niña?

  • Los chicos siguen teniendo mejores notas que las chicas en matemáticas: 9 puntos más.
  • Las chicas sobrepasan a los chicos en lectura, con 24 puntos.
  • El 8 % de los estudiantes sufre de inseguridad alimentaria (no reciben suficientes alimentos nutritivos).
  • El 30 % de los estudiantes se distrae por el uso de dispositivos digitales.
  • El 20 % de los estudiantes sufre de acoso escolar (bullying) al menos varias veces al mes.

Los países latinoamericanos y las matemáticas, ciencias y lenguaje

Colombia y Perú han mejorado en las tres materias examinadas desde que empezaron a tomar parte en PISA. De Colombia, lo que resalta es la estabilidad. Perú es el que mejores resultados ha tenido en el tiempo.

Un 20 % de los niños que participan en las evaluaciones de la OECD asegura no sentirse seguro en la escuela. Foto: Shutterstock

Chile ha visto cambios positivos en los últimos 20 años. Pero el reporte observa que esas mejoras alcanzaron su máximo en 2015. Ecuador, Bolivia y Venezuela no están en el reporte.

Argentina ha experimentado un declive general en matemáticas, cayendo alrededor de 10 puntos en comparación con 2012. Permaneció estable en ciencias y lectura. En cuanto a México, los resultados han caído en los últimos cinco años en matemáticas y ciencias, y ha revertido la mayoría de lo ganado durante 2003 y 2009.

Las propuestas de la OECD para asegurar el bienestar y el desempeño de todos los estudiantes

  1. Mantener las escuelas abiertas más tiempo para más estudiantes. Las escuelas que cerraron menos tiempo tuvieron mejores resultados en el informe.
  2. Preparar a los estudiantes para el aprendizaje autónomo. Si el profesor está disponible aun si la escuela cierra, el alumno tiene más confianza y aprende a autogestionarse, a usar las plataformas digitales y encontrar recursos educativos, pero motivarse a hacer las tareas les resulta lo más difícil.
  3. Construir fuertes fundamentos para el aprendizaje y el bienestar. Más del 10 % de los estudiantes sufren de inseguridad alimentaria; en otros países, esto es el 3 %. Y entre uno de cada 20 y uno de cada 10 estudiantes manifestó que no se siente seguro en la escuela.