Con el reciente incremento en el costo de la gasolina en Ecuador, seguramente las personas que tienen un vehículo han tenido que reorganizar su presupuesto y tomar mayor conciencia sobre todo lo que se puede hacer para reducirlo. Si bien muchos podrían pensar que dejar de movilizar el auto con frecuencia es una de las respuestas para evitar que el consumo de combustible se dispare, lo cierto es que existen otras formas de lograrlo que ayudarán al usuario a ahorrar en este rubro y convertirlo en un conductor con mayor conciencia y conocimiento sobre su auto.

De acuerdo con Fabricio Galeas, gerente de servicio posventa de Volkswagen Autos y SUVs del Ecuador, la técnica de conducción influye en el consumo de combustible. Por ello es importante mantener una velocidad constante sin cambios bruscos. También es necesario evaluar con frecuencia ciertas partes del vehículo como la presión de las llantas, la alineación, el aceite del motor y el estado de los inyectores.

Son diversos los aspectos a considerar al hablar de ahorro en el consumo de combustible y dependerá de ciertas condiciones como el tipo de conducción, el clima, la altura, entre otras. En este sentido, el vocero de Volkswagen brinda a continuación algunos consejos prácticos para que los propietarios de autos conozcan cómo procurar este ahorro a diario.

Revisar la presión de los neumáticos

Revisar las llantas antes de partir es un requerimiento esencial para la seguridad del conductor y sus ocupantes, pero ¿Cómo se relaciona este punto con el ahorro del combustible? Cuando el dueño del vehículo revisa el estado de los neumáticos al menos una vez al mes se asegura que exista un correcto contacto entre la llanta y el asfalto lo que genera menor resistencia. Si la llanta se encuentra desinflada el vehículo hará mayor esfuerzo al rodar y, por ende, aumentará el consumo de combustible.

Programar los viajes

¿Sabía que mantener el auto encendido sin movimiento por largos periodos consume gasolina? Por esta razón, programar los viajes con anterioridad es fundamental para evitar el tráfico de horas pico en la ciudad, además se debe procurar ir por vías más rápidas que permitan llegar al destino a tiempo.

Mantener velocidades constantes en los trayectos y cuidar el cambio de marchas

Aunque en la ciudad pueda parecer complicado, se debe procurar mantener una velocidad constante al momento de conducir, ya que esta práctica ayuda al motor a trabajar en un ritmo que optimiza el consumo de combustible. Además, se debe realizar cambios de marcha sin sobrepasar las 4mil revoluciones por minuto, esto hace que el motor trabaje a menos revoluciones y por ende consuma menos combustible.

Realizar los mantenimientos del auto de forma periódica

Cuando el vehículo se encuentra desalineado, no se ha cambiado el aceite del motor en mucho tiempo o los inyectores están tapados debido a la suciedad, el consumo de combustible podría aumentar. Por esta razón, es importante que los propietarios de vehículos realicen de manera regular los mantenimientos preventivos y correctivos en talleres autorizados para asegurar que el auto esté en óptimo estado e identificar cualquier falla a tiempo.

No cargar el auto con mucho peso

A menos que se realice un desplazamiento por motivo de un viaje de turismo con maletas en el baúl, es importante no cargar el auto con peso innecesario pues aumenta el consumo de combustible.

El ahorro de combustible se puede lograr con consejos prácticos, pero también la tecnología al momento de elegir un auto podría incidir en este ahorro. Al tener un vehículo más liviano se logra una economía de combustible. También los sistemas electrónicos de última generación en el vehículo y sus sensores ayudan a que se optimice este recurso.