Israel ya permite realizar actividades con mayor libertad, sin mascarilla. Estados Unidos también anunció el levantamiento de la recomendación de llevar mascarilla para las personas vacunadas contra el SARS-CoV-2.

Pero en estos dos países gran parte de sus pobladores ya han recibido al menos una dosis de alguna de las vacunas disponibles para el COVID-19. Así, pronto lograrán la inmunidad colectiva, una situación que aún está lejos de pasar en otras naciones, donde la vacunación avanza con lentitud. En cambio, en esos países, las personas que ya han recibido la vacuna -generalmente adultos mayores y personal de primera línea- deben seguir usando mascarilla y aplicar medidas como el distanciamiento físico, lavado de manos o desinfección con alcohol al 70%.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aclaró hace pocos días que las personas vacunadas contra el COVID-19 deberían conservar la mascarilla en las regiones donde la transmisión del virus es elevada. Incluso en EE. UU., donde el número de casos bajó fuertemente, las autoridades sanitarias recomiendan a las personas vacunadas continuar llevando la mascarilla en los transportes (aviones, buses, trenes...), así como en aeropuertos o en estaciones.

COVID-19: por qué hay que seguir las mismas medidas de bioseguridad después de recibir la vacuna

Las vacunas no ofrecen una protección al 100%. Soumya Swaminathan, directora científica de la OMS, dijo que los datos provenientes de países que amplían las vacunaciones muestran que las vacunas “protegen contra la infección en una proporción que va de 70 a 80%”.

Medidas de bioseguridad

  • Use mascarilla que le cubra la nariz y la boca para protegerse y proteger a los demás.
  • Manténgase a 2 metros de distancia de las personas que no viven con usted.
  • Reciba la vacuna contra el COVID-19 cuando esté disponible para usted.
  • Evite las multitudes y los espacios interiores con mala ventilación.
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón. Use desinfectante de manos si no dispone de agua y jabón.

Para la experta, “muy pocos países están en situación de abandonar las medidas”. En la mayoría de los países “debemos continuar aplicándolas”. Uno puede ser infectado, tener la enfermedad asintomática o ligera inclusive después de vacunarse, añadió.

Inmunidad contra el COVID-19 no se obtiene tras la primera dosis de vacuna; especialistas llaman a mantener las medidas de bioseguridad

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE. UU. indican que si bien el riesgo de que las personas totalmente vacunadas se infecten por COVID-19 es bajo, cualquier persona totalmente vacunada que tenga síntomas que concuerden con los de COVID-19 se debe aislar de los demás, someterse a una evaluación clínica de detección del COVID-19 y, si se lo indican, hacerse una prueba de detección del SARS-CoV-2.

Por lo general, se considera que las personas tienen la vacuna completa dos semanas después de su segunda dosis de una serie de dos dosis, como -por ejemplo- las vacunas de Pfizer. (I)