Cuando alguien come, el cuerpo busca disolver esos alimentos y transformar los azúcares en energía; allí es donde entra en acción el páncreas, órgano que segrega una hormona llamada insulina, cuyo trabajo es llevar el glucosa a las células que van a viajar por el torrente sanguíneo.

Si hay mucha azúcar en la sangre, esto puede ser tóxico para el organismo, por lo que la insulina deberá quitarla del medio, ¿de qué manera? pues la almacena en el interior de las células musculares, y en las células de grasa del tejido adiposo: la barriga y las caderas, explica El Diario de España.

La diabetes se establece cuando la glucosa en ayunas se encuentra de forma constante sobre 126 miligramos por decilitro. El rango medio, entre 100 y 126 mg/dl, se conoce como prediabetes. El número clave al que hay que vigilar está dentro del rango de 110. Foto: Shutterstock

¿Qué es la sensibilidad a la insulina?

Esta es una medida que regula la manera en que la insulina está trabajando en el cuerpo. Dicho de otra manera: si solo es necesario un poco de insulina para que baje la glucosa en la sangre, entonces se es sensible a la insulina.

Publicidad

Por otra parte, si se deben aplicar grandes cantidades de esta hormona para bajar las cifras de glucosa, el paciente es resistente a la insulina.

Cinco beneficios reales del vinagre de manzana para controlar la glucosa en la sangre en diabéticos

Para trabajar en la mejoría de la sensibilidad a la insulina, la persona debe poner en práctica cambios de hábitos como hacer ejercicio (evitar el sedentarismo), mejorar la dieta alimenticia y consumir suplementos; sin embargo, también hay formas naturales de lograr esta meta.

Está compuesto por ingredientes naturales y es de larga duración.

Vinagre de manzana para promover la sensibilidad a la insulina

El vinagre de manzana pasa por un proceso de fermentación de los azúcares de estas frutas; lo que hace que su principal activo sea el ácido acético. Entre sus características más relevantes están que cada cucharada tiene solamente 3 calorías y aunque no contiene muchas vitaminas o minerales, en su composición sí hay potasio, aminoácidos y antioxidantes, detalla Healthline.

Publicidad

Suele emplearse hasta la actualidad en pacientes con diabetes tipo 2, enfermedad crónica que se puede dar por resistencia a la insulina o por la incapacidad del cuerpo para producirla.

En este caso, el vinagre de manzana mejora la sensibilidad a la insulina entre un 19% y un 34% si se está consumiento una comida alta en carbohidratos, trayendo como consecuencia que reduzca de manera significativa el nivel de azúcar en la sangre y mejore la respuesta a la insulina.

Publicidad

Si alguien toma dos cucharadas de vinagre de manzana antes de ir a dormir, los niveles de glucosa en la sangre en ayunas pueden bajar hasta en un 4%.

(I)

Te recomendamos estas noticias



Publicidad