Un nivel de glucosa sanguínea más alto que lo normal es síntoma de que se está padeciendo una prediabetes, lo que indica que, aunque no es lo suficientemente alto como para ser considerado como diabetes tipo 2, estamos cerca de desarrollarla si no se hacen cambios en el estilo de vida, afirma la Mayo Clinic en una publicación.

Lo que se debe tener en cuenta, según el artículo, es que con una prediabetes ya pueden estar empezando las afectaciones que causa la diabetes a largo plazo, principalmente en el corazón, los vasos sanguíneos y los riñones. Pese a esto, es importante conocer que se puede evitar pasar de prediabetes a diabetes tipo 2.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) señalan en su portal web que, para comprender a qué se debe la prediabetes, hay que saber que el páncreas produce una hormona llamada insulina que actúa como una llave que permite que el azúcar en la sangre entre a las células del cuerpo para que estas la usen como energía.

Maneras de cuidarse cuando se tiene diabetes


Publicidad

Cuando se tiene prediabetes, las células del cuerpo no responden a la insulina de manera normal, se indica en el sitio web de los CDC. Para tratar de hacer que respondan, el páncreas produce más insulina, pero este no podrá mantener el ritmo y los niveles de azúcar en la sangre subirán, lo cual crea las condiciones propicias para la prediabetes y para que se padezca diabetes tipo 2 en el futuro.

Síntomas de la prediabetes

Se puede tener prediabetes durante años sin ningún síntoma claro, no obstante, la Mayo Clinic menciona en su artículo que un posible signo de prediabetes es el oscurecimiento de la piel en ciertas partes del cuerpo. Las áreas afectadas pueden incluir el cuello, las axilas, los codos, las rodillas y los nudillos.

Debido a que la aparición de la prediabetes no es evidente en muchas ocasiones, es importante acudir a un un médico especialista para que revise los niveles de azúcar en la sangre si se tiene alguno de los factores de riesgo de prediabetes, que según los CDC son los siguientes:

  • Tener sobrepeso.
  • Tener 45 años o más.
  • Tener uno de los padres o uno de los hermanos o hermanas con diabetes tipo 2.
  • Hacer actividad física menos de tres veces a la semana.
  • Haber tenido alguna vez diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo) o haber dado a luz a un bebé que pesó más de 9 libras.
  • Tener síndrome del ovario poliquístico.

La prediabetes puede detectarse de forma sencilla a través de una prueba de azúcar en la sangre.

¿Cuáles son las causas que generan la diabetes?

En su publicación, la Mayo Clinic indica que los signos y síntomas clásicos que sugieren que se ha pasado de la prediabetes a la diabetes tipo 2 incluyen los siguientes:

  • Aumento de la sed
  • Micción frecuente
  • Exceso de hambre
  • Fatiga
  • Visión borrosa

Prevención de la prediabetes

Si se padece prediabetes es fundamental hacer algunos cambios en el estilo de vida para evitar llegar a la diabetes tipo 2. La Mayo Clinic realiza las siguientes recomendaciones como medidas de prevención:

  • Consumir alimentos saludables.
  • Hacer al menos 150 minutos de actividad física aeróbica moderada a la semana, o unos 30 minutos la mayoría de los días de la semana.

¿Cómo debe ser su alimentación si presenta el diagnóstico de prediabetes y diabetes mellitus tipo 2?

  • Bajar el exceso de peso.
  • Controlar tu presión arterial y el colesterol.
  • No fumar. (I)